Luján homenajeó a Enrique Udaondo

El pasado sábado 11 de junio, al conmemorarse un nuevo día del natalicio de Don Enrique Udaondo, se realizó en el Museo Provincial que lleva su nombre, el acto homenaje por el nuevo aniversario.

udaondo1El acto conto con la presencia de la Directora del Complejo Museográfico, Licenciada María Teresa Tartaglia, la Directora de Cultura de la Municipalidad de Luján Marisa Maggio, el presidente del Honorable Concejo Deliberante, Nicolás Quarenta Montaiutti, la Inspectora Jefa Distrital Cecilia Caputo, la Vicerrectora de la Universidad Nacional de Luján, María Cristina Serafini y los alumnos de la escuela 32 ”Enrique Udaondo”.

El rector de la Basílica Nacional de Luján, padre Daniel Blanchoud fue el encargado de oficializar la santa misa en la capilla del complejo.

Luego, en el “Patio de Honor” que recuerda la memoria de Don Enrique Udaondo, la Directora de Cultura, en representación del Intendente Municipal Oscar Luciani, colocó al pie del monumento una ofrenda floral.

Acto seguido se leyeron las adhesiones enviadas por una Unión de Veterano de Malvinas, la Aosciación Cultural Sanmartiniana de Luján y del Instituto Nacional Belgraniano.

Al finalizar el acto, se reabrió la Sala que recuerda a Don Enrique Udaondo.

Un poco de historia:
Un 11 de junio de 1880, nacía en Buenos Aires, Don Enrique Udaondo, uno de los padres de la museología argentina y el «hacedor» de uno de los museos más importantes de nuestro país.

Hijo de Don Melitón Udaondo y Doña Adela Peña, era el sexto de sus ocho hermanos. Relacionado desde muy pequeño con la historia de Luján, estaba emparentado con Don Juan de Lezica y Torrezuri, quien fuera Alférez Real Perpetuo de la Villa de Luján, a mediados del siglo XVIII.

Enrique estudió en la Academia Americana de Courtaux, en el Instituto Americano de Buenos Aires. Fue un gran estudioso de la historia argentina, en especial la cultural y religiosa, la cual se dedicó a difundir durante toda su vida.

El 2 de julio de 1923 fue nombrado Director Honorario del ya creado pero no inaugurado, Museo Colonial e Histórico de la Provincia de Buenos Aires, ubicado en la ciudad de Luján. Desde ese año hasta su muerte se identificó con esa concreción cultural y patriótica. Centuplicó su patrimonio y amplió notablemente su espacio físico, en su entrega no reparó en vender propiedades personales para engrandecer el Museo. Tuvo un sueño, lo expresó en el discurso inaugural del Museo (12 de octubre de 1923), y lo cumplió muy ampliamente. Ese día sentenció y trabajó incansablemente para ello: “En todo el país no existe un museo como este,… será un homenaje permanente de consideración a los hombres del pasado cuya memoria conviene tener presente en un país nuevo como este…”.

Enrique Udaondo tuvo una prolongada actividad museológica y dirigió durante casi 40 años nuestro Museo. En sus años de Director centuplicó el acervo patrimonial y amplió notablemente su espacio físico, no presentando ningún reparo a la hora de vender propiedades personales para engrandecerlo y difundirlo con su histórica frase “Visitar el Museo de Luján es un deber Nacional”.

Personalmente en los patios y salas del Museo daba visitas guiadas con gran vocación docente que las transformaban no en meras exposiciones sino resaltaba sus conocimientos con atracción y variedad al relato, mostrando al patrimonio como medio para explicar los sucesos que representa.

Fue un pionero de la museología y gracias a su trabajo se crearon los Museos de Chascomús, de Dolores, de San Antonio de Areco, de San Nicolás de los Arroyos, del Tigre, del Parque Tornquist, entre otros. Su gesta incorporó también la construcción de monolitos recordatorios en numerosos lugares donde ocurrieron hechos históricos, colocó placas de mármol o bronce con leyendas históricas en 112 municipalidades de la Provincia de Buenos Aires, convirtiéndose en el iniciador del señalamiento histórico en la República Argentina.

Fue integrante de la Tercera Orden de San Francisco, de las Conferencias Vicentinas, de la Archicofradía del Santísimo Sacramento y de la Acción Católica. Fue miembro fundador de la Institución Mitre y de la Comisión Nacional de Monumentos y Lugares Históricos, Vicepresidente de la Academia Nacional de la Historia en dos oportunidades, Presidente de la Comisión Honoraria de Parques Provinciales y de Protección a la Fauna y Flora Aborigen de la Provincia de Buenos Aires, entre otras entidades de las que formó parte. Fue Académico de la Junta de Historia y Numismática Americana, Miembro de Número de la Academia Nacional de la Historia desde 1938 y su vicepresidente en 1955, Vocal de la Comisión Nacional de la Reconquista, Miembro Honorario del Instituto Nacional Sanmartiniano e integró además otras academias, institutos y sociedades.

Entre sus publicaciones se destacan obras como Diccionario Biográfico Nacional, Diccionario Biográfico Colonial Argentino, Reseña histórica de la Villa de Luján, Plazas y Calles de Buenos Aires, Árboles históricos de la República Argentina, Actas del Cabildo de Luján, Obispos de Buenos Aires, Guía del Cementerio de la Recoleta, Uniformes Usados en Nuestro Ejército, y tantos otros.

Falleció en Buenos Aires el 6 de junio de 1962, siendo aún Director de su amado Museo de Luján, cargo que ocupó por 39 años en forma honoraria y ad-honorem. Actualmente sus restos descansan en el Complejo Museográfico que desde su muerte lleva su nombre.

Server Luján

Te puede interesar

tranporte ganado

Brindarán capacitación para el transporte de ganadp

El Senasa brindará por tercer año consecutivo, un curso virtual y gratuito sobre Bienestar Animal …

Deja una respuesta