Uber tiene en marcha un proyecto centrado en el transporte aéreo.

Los taxis voladores ya están aquí

Quizás alguna vez soñaron con poder viajar en un taxi como el que conducía Bruce Willis en la película de finales de los noventa “El quinto elemento”. Este sueño está cada vez más cerca de que se cumpla, ya que la compañía internacional Uber siempre quiere más.

Ubercópteros

Tras aplicar el transporte al servicio de alimentos o desarrollar una App incluyendo el transporte público de las diferentes ciudades, la compañía anunció el pasado mes de junio en el Uber Elevate Summit que iba a poner en marcha un proyecto sobre transporte aéreo.

La intención de Uber es que, a partir de 2023, el público pueda tomar aviones como transporte alternativo. Mientras tanto, la compañía estadounidense debe investigar, trabajar y desarrollar algo que por el momento no existe. Por ello, el próximo 2020 los futuros taxis voladores, llamados Ubercópteros, tomarán los cielos de ciudades como Nueva York (Estados Unidos) o Melbourne (Australia) como prueba.

Dicha idea surgió tras analizar cómo aumenta el tráfico automovilístico en las ciudades, limitando así los viajes en coche. Así pues, se llevó a cabo la idea de llevar el transporte al cielo de “una forma significativa”.
Por ello, una de las primeras urbes en llevar a cabo esta idea, como ya se ha mencionado, es Melbourne, una de las ciudades que más congestión automovilística presenta, llegando a unos gastos de 16.500 millones de dólares que se prevé que puedan aumentar hasta los 30.000 millones de dólares en 10 años.

Su precio estará entre los U$S200 y los U$S225
Como comentó Nikhil Goel, jefe del proyecto, en el evento, para las ciudades iniciales solamente se facilitará una única ruta, desde los aeropuertos hasta el centro de la ciudad, cuyo precio oscilará entre los 200 y los 225 dólares.
En Nueva York el tiempo de viaje entre el aeropuerto JFK y el centro de la gran manzana es de alrededor de 1h 30 min, dependiendo siempre del tráfico que haya en la ciudad, el cual puede demorar aún más el viaje. Se ha calculado que recurriendo a un transporte aéreo, el tiempo de este viaje sería de unos 8 minutos. Además, como dijo el jefe de Uber Elevate, Eric Allison, este trayecto es demandado por millones de turistas que visitan la ciudad y por ello se comprometen, incluyendo el transporte terrestre, a reducir esta experiencia de viaje a tan solo 30 minutos.
La idea inicial es que estos transportes puedan llevar a un total de 5 pasajeros, incluyendo el conductor. Sin embargo, según un estudio realizado, un alto número de accidentes aéreos proceden de un fallo del piloto así que no sería de extrañar que en unos años veamos la aplicación de la inteligencia artificial en estos transportes. Este tipo de inteligencia no solo se aplica en la actualidad en los juegos para poner a prueba la mente humana, sino que se ha extendido a muchas áreas de la sociedad.

Foto por RyedaleWeb // Common License

Falta de regulación
Uber quiere construir sus propios puertos aéreos urbanos para que sus transportes puedan despegar y aterrizar sin ningún tipo de problema. Así pues, Uber tiene un gran trabajo por delante dado que la Federal Aviation Administration (FAA) – en español Administración Federal de Aviación de Estados Unidos – es la que debe aprobar este concepto futurista de transporte aéreo puesto que la seguridad es el papel más importante.

Además, para ser aprobada, estos transportes deben tener una aviación urbana silenciosa, segura y, sobre todo, que no genere contaminación al medio ambiente.
Con todo, Uber no es la única empresa que quiere iniciar su aventura dentro del transporte aéreo en un futuro cercano. La compañía británica de automóviles de lujo Rolls-Royce también ha anunciado que en los próximos años lanzará un coche volador que alcanzará los 400 Km/h y tendrá una autonomía de 800 Km.

arreglo de calles municipalidad

Te puede interesar

Nueva tecnologia COM

Actualizaron la tecnología del COM

Luego de un trabajo articulado entre el Equipo Técnico del Centro de Monitorio Municipal y …

Deja un comentario