La iglesia pidió cuidar a los pobres

Foto: Juan MAnuel Foglia

A dos días del inicio del cambio de Gobierno, el presidente saliente Mauricio Macri y el mandatario electo Alberto Férnandez coinciden en la mañana de hoy, domingo, en una misa “por la unidad y la paz” llevada a cabo por la Iglesia católica en la Basílica de Luján en el marco del Día de la Inmaculada Concepción de María.

Además, del convite participan diferentes personalidades de ambos gabinetes. Desde el oficialismo, se hicieron presentes la vicepresidente Gabriela Michetti, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, los senadores Esteban Bullrich y Federico Pinedo, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, su sucesor en el cargo, entre otros.
Asimismo, desde el lado de Alberto Fernández, acudieron a Luján los futuros Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ministra de Educación, Marcela Losardo, ministro de Educación, Nicolás Trotta y Secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, entre otros. También se hizo presente el candidato presidencial Roberto Lavagna.

Misa por la unidad y la paz
En la homilía, se destacó la convocatoria al pacto social para “lograr políticas de Estado que perduren más allá de aquellos a los que les toque gobernar”
«Me pareció oportuno que esa misa se realizara el Día de la Virgen, el 8 de diciembre, y hacerlo en el santuario nacional de Nuestra Señora de Lujan. Hacer este gesto a los pies de la Virgen me parece que es un regalo de ella misma para la Nación», consideró días atrás el arzobispo de Mercedes- Luján, Jorge Eduardo Scheinig.

En declaraciones a la Agencia AICA, anticipó que la intención fundamental de esta misa será «pedir para que se puede hacer una Patria de hermanos», y en ese contexto, el arzobispo precisó que el 8 de diciembre se llevará a cabo en todas las diócesis la apertura del Año Mariano Nacional, en el marco de los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen del Valle de Catamarca.

«Estamos agotados de tantos desencuentros y peleas. No se trata de una unidad homogénea o hegemónica, sino de una unidad necesaria para construir el país deseado y salir del laberinto en el que nos encontramos», expresó Scheining.

El mensaje del obispo de Mercedes-Luján también advirtió sobre lo que la Iglesia llama «estructura de pecado» y evitar «quedar atrapados en un sistema, como en una tela araña, en el que pueden convivir sin culpa, sin cargo de conciencia, el que opta por ser deshonesto, corrupto, e inmoral y corruptor».

Y además, llamó a «cuidar a los pobres», una de las preocupaciones de la Iglesia en un país con un 35,4% de la población (según los datos oficiales del INDEC del primer semestre).

En ese sentido, destacó la convocatoria al Pacto Social con el objetivo de «lograr Políticas de Estado que perduren más allá de aquellos a los que les toque gobernar por determinado tiempo».

Te puede interesar

mantenimiento de espacios públicos

Continúan los trabajos de mantenimiento de espacios públicos

En el marco del Programa 180 días, la Secretaría de Servicios Públicos, Obras e Infraestructura …

Deja un comentario