Salud:
Fuerte impacto de otra ola de calor

El predominio de vientos del sector norte, los días soleados y el ingreso de una masa de aire muy cálida provocó un paulatino aumento de las temperaturas, que se se extendió hacia gran parte del territorio nacional dándole continuidad a la ola de calor.

Durante la segunda semana de diciembre, el centro y norte del país registrará temperaturas máximas que pueden alcanzar valores entre los 35°C y 40°C, y de manera local algunas ciudades estarán superando los 40°C, especialmente en las provincias del noroeste, Santiago del Estero, Formosa y el norte de Córdoba.

En todo el este de la provincia de Buenos Aires habrá un predominio de vientos del sector este que ayudarán a que el ascenso de temperaturas sea más moderado y tenga algunos alivios temporarios.

Sahumerios El Sensei

En el área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) también se sentirá el ascenso de las temperaturas y algunos días pueden tener máximas en torno a los 35°C. Sin embargo, el predominio del viento desde el Río de la Plata jugará un rol importante en moderar el aumento de temperaturas y seguramente dejará un gran contraste térmico entre los barrios más cercanos y los más alejados del río. Algo similar a lo que ocurrió la semana pasada.

También se espera que las noches y madrugadas se mantengan cálidas. Pueden registrarse temperaturas mínimas que estén entre los 22°C y 27°C en el centro y norte argentino.

ola de calor

El ascenso térmico alcanzará incluso el norte y centro-este de la Patagonia. Allí, a partir del miércoles y hasta el final de la semana próxima, las temperaturas estarán entre los 30°C y los 35°C, aunque por la noche el descenso de temperatura será algo más marcado en comparación con otras provincias.

Si bien pueden registrarse alivios puntuales, producto de la nubosidad, algún chaparrón o de brisas, serán sólo temporarios ya que la masa de aire cálido predominará durante toda la semana en gran parte del país.

Persistencia del calor y el riesgo para la salud
Es justamente la persistencia de días con temperaturas elevadas -tanto mínimas como máximas- lo que constituye un riesgo para la salud, sobre todo para los enfermos crónicos.

ola de calor

Por eso es muy importante tomar las medidas de prevención aconsejadas por el Ministerio de Salud. Entre las medidas más importantes a tener en cuenta:

Mantenerse hidratado- Beber agua sin esperar a tener sed
Usar ropa de colores claros
No exponerse al Sol, en especial en los horarios de mayor radiación
Evitar alimentos muy salados, muy dulces, y las bebidas alcohólicas
Ingerir frutas y verduras
Evitar la actividad física

Serverlujan, Servicio ténico informático