Columna de Opinión:
Es prioritario promover una cultura de Paz

El 2 de octubre se conmemora el Día Internacional de la No violencia en conmemoración del nacimiento de Mahatma Gandhi, pionero de la filosofía y la lucha sin violencia.

Día Internacional de la No violencia

Por la Lic. Alejandra Perinetti, Directora Nacional de Aldeas Infantiles SOS Argentina 

A través de la resolución 61/271 aprobada en la Asamblea General de las Naciones Unidas el 27 de junio de 2007, se decide conmemorar y visibilizar cada 2 de octubre la importancia universal del principio de la no violencia abrigando el deseo de asegurar una cultura de paz, de tolerancia y entendimiento.

La violencia transita diferentes espacios, formas y costumbres pudiendo representarse de manera física, psicológica, simbólica, institucional, etc. El ejercicio de la violencia está centrado en el abuso de poder que se constituye sobre una base de asimetría, ejerciendo su fuerza a través de distintos canales e impactando fuertemente en la integridad de quienes la padecen. El impacto de las violencias en niños, y adolescentes es determinante para su desarrollo integral. La violencia teje daños que se llevan a lo largo de toda la vida.

La situación económica se refleja en los índices de pobreza en un contexto de exclusión e incertidumbre que aumentan la vulnerabilidad, los padecimientos y colaboran en la conformación de vínculos de poder y explotación.

Estamos hoy frente a una realidad compleja. Las distintas formas que presenta la violencia configuran la mayor fuente de preocupación. Los últimos datos oficiales publicados por Unicef entre octubre del 2020 y septiembre del 2021 confirman que a través de la línea 137 del programa “Las víctimas contra las violencias” se recibieron 15.118 consultas (existiendo más de una víctima por consulta), lo que resulta en 20.520 víctimas, de las cuales 9.989 pertenecen a niñas, niños y adolescentes. El 33,1% de las consultas se registraron en Buenos Aires y el resto distribuido en todo el territorio nacional.

Es un desafío para las autoridades gubernamentales, organismos, organizaciones del tercer sector, los diferentes colectivos y los diversos sectores sociales visibilizar este flagelo, abordarlo y declararlo como prioritario en la agenda pública e implementar todos los recursos a disposición para revertirlo. La responsabilidad y el tratamiento de la profunda problemática es compartida por todos los sectores, y el Estado debe configurarse como garante de mecanismos de denuncia, respuesta e intervención, asegurando accesibilidad social a todo el sistema en pos de la máxima protección de derechos y restitución de derechos vulnerados.

Desde Aldeas Infantiles SOS Argentina consideramos clave la participación y articulación conjunta de los distintos sectores que construyan un sistema de acción, protección y restitución acorde y compartido.

Invitamos a reflexionar sobre la complejidad del tema. Promovemos e incidimos para su tratamiento con prioridad y urgencia. Abogamos por la cultura de la paz, el buen trato, la tolerancia y la empatía, por el trabajo constante y el ejercicio de la vida plena de derechos y libre de todo tipo de maltrato.

Serverlujan, Servicio ténico informático