naturgy
Salud en casa

Te contamos como medirse la presión de forma adecuada

Todos podemos aprender a medirla, hacerlo de forma regular por eso te contamos como ayudar a mantenerla controlada con el siguiente protocolo.

medirse la presión de forma adecuada

Una tensión arterial adecuada ayuda a que la sangre llegue al cerebro en condiciones óptimas y facilita que esta distribuya de modo correcto sus nutrientes y el oxígeno a los músculos y órganos del cuerpo.

Todos podemos aprender a medir nuestra tensión arterial en casa. Hacerlo de forma regular y con el siguiente protocolo ayuda a mantenerla controlada. Pero, en caso de problemas, habrá que acudir al médico pronto.

Paso 1. No tomarla después de hacer ejercicio

Hay que tomarse la tensión cuando nuestro cuerpo esté en reposo, por lo que no hay que hacer ejercicio físico ni haber comido o tomado café durante los 30 minutos previos.

Tampoco cuando estamos enfadados, cansados o estresados, ya que estas situaciones inducen a errores, y dará un valor exagerado. Además, antes no te olvides de ir al baño, ya que tu vejiga debe estar vacía.

Paso 2. Sentate y no hables

Sentate en una silla cómoda, sin cruzar las piernas y con la espalda totalmente apoyada en el respaldo. Mantené el brazo en reposo, apoyado sobre la mesa y colocado a la altura del corazón.

Reposá sentado unos cinco minutos antes de realizar la toma de presión. Ni la persona que se toma la tensión ni quienes están con ella deben hablar.

Paso 3. Comprobá que el tensiómetro funciona bien

Existen artilugios electrónicos para medir la tensión arterial en casa. Estos tensiómetros, en general, pueden ser de muñeca o de brazo. Los expertos aconsejan escoger un aparato que mida la tensión en el brazo, ya que el resultado será más fiable.

Pero ante todo, asegúrate de que el tensiómetro está homologado y validado por una sociedad científica. También conviene adquirir una máquina que haya demostrado que funciona bien. Podemos comprobarlo tomándonos la tensión con distintos aparatos. Compará las medidas de tensión arterial con las que arroja la máquina de tu centro de salud o de la farmacia. Hay que confirmar que los resultados de la tensión son similares.

Paso 4. Ponete el manguito

El tensiómetro va unido a un manguito de presión arterial que, una vez ajustado, se inflará y desinflará en función del bombeo de la sangre, conectado a un sensor de presión que mide los movimientos de la arteria. Hay que escoger un manguito de un tamaño adecuado al diámetro de nuestro brazo.

Colocalo y ajustá bien el velcro sobre el brazo sin ropa, de modo que quede entre dos y tres centímetros por encima de la flexión del codo. Si llevás ropa, quitatela o arremangate, asegurándote de que no ejerce presión en el brazo. El tubo que transmite el aire de la oscilación de la onda del pulso debe quedar hacia abajo (con sentido a la mano) y en la línea media del brazo. Este tubo se conecta al tensiómetro.

Dejá el brazo relajado, la palma de la mano hacia arriba y en descanso, y el codo ligeramente flexionado, formando un pequeño ángulo.

Paso 5. Apuntá los datos en un cuaderno

Encendé el aparato. Notarás cómo el manguito se hincha de forma automática. Esperar a que el número de la pantalla deje de oscilar y aparezcan todos los datos.

Apuntá las cifras de presión arterial «alta» y «baja», así como el pulso o frecuencia cardíaca, la fecha y la hora de la medición. Se debe llevar un registro escrito para mostrárselo a tu médico.

Paso 6. Repetí la medición

Si no tienes un problema diagnóstico, «puedes hacerte mediciones de control cada año», explica la cardióloga. Pero si tu médico ya te ha diagnosticado como hipertenso, conviene tomarse la tensión durante una semana completa, con dos lecturas durante la mañana y dos durante la noche. «Posteriormente, si el paciente tiene un adecuado control de la tensión arterial y está tratado con fármacos, es recomendable la toma de tensión arterial una vez al mes; con dos medidas en cada ocasión, separadas en cinco minutos», señala Sanz.

Paso 7. ¿Y si la tensión es alta?

Cuando alcanza o supera el límite del 130/80 mm Hg, se considera alta o elevada. Entonces, hay que consultar con el médico.

Para mantenerla control, se recomienda llevar unos hábitos de vida saludables, seguir una dieta sana, reducir la ingesta de sal, hacer ejercicio de forma habitual, no fumar y evitar el uso nocivo del alcohol.

Pero en ocasiones, esto no es suficiente y hay que tomar medicamentos con prescripción médica para mantener la tensión controlada. Hacerse revisiones periódicas de la cantidad de azúcar y de colesterol en sangre, además del nivel de albúmina en la orina pueden ser necesarias.

Fuente: Eroski Consumer

Comentarios

Te puede interesar

fumigacion agrotóxicos

No a las fumigaciones con agrotóxicos desde avionetas

El actual modelo de producción agroindustrial está afectando gravemente a la población en general, y …

https://www.facebook.com/liricadelnorte/videos/691541604620228/