Pronóstico de Tutiempo.net

8 tips diarios para lucir piernas sanas y bellas

Ya disfrutaste de las vacaciones y es hora de retornar a tus obligaciones. ¿Volver a trabajar significa para vos tener que estar nuevamente parada o sentada por horas y horas? Seguramente sabrás que permanecer estática durante tanto tiempo afecta notablemente la salud de tus piernas. Y sin dudas, querés evitarlo.

La aparición de várices y arañitas son una clara muestra de esta problemática. El sedentarismo, común entre quienes realizan trabajos de escritorio y oficina, así como las actividades laborales que obligan a estar mucho tiempo de pie (docencia, atención en ventas, guardias o agentes en las fuerzas de seguridad, para citar algunos ejemplos) aumentan el riesgo de padecerlas. Tanto es así que en 2014 fueron incluidas por el Ministerio de Trabajo entre las diversas afecciones que están obligadas a cubrir las ART.

¿Qué hacemos entonces? Lo escuchamos miles de veces: mejor que curar, es prevenir y para ello necesitamos realizar simples cambios en nuestra rutina. El médico flebólogo e investigador Miguel Ángel Gramajo Booth, creador del método de Flebología Restaurativa, nos brinda 8 tips para incorporar a nuestro día a día:

1- Mantener una alimentación equilibrada. Es fundamental controlar el peso y evitar el estreñimiento. Para ello, debemos llevar una dieta baja en calorías y alta en fibras, priorizando el consumo de frutas y verduras y bebiendo entre dos y tres litros de agua.
2- Cuidar la elección de nuestra vestimenta. Debemos evitar el uso de ropas ajustadas y de ligaduras en la mitad inferior del cuerpo. El calzado tiene que ser cómodo y liviano (los tacos muy altos o los zapatos demasiado apretados no colaboran al retorno venoso)
3- No permanecer más de una hora quieto en la misma postura. Cada ese lapso de tiempo es fundamental, en la medida de lo posible, dar breves paseos para movilizar las piernas.
4- Hacer media hora de ejercicios que fortalezcan la musculatura de las piernas y favorezcan la circulación de retorno. Una simple caminata ya resulta suficiente, pero podemos recurrir a otras opciones como la gimnasia, el ciclismo, la natación, el spinning o el tenis.
5- Evitar los medicamentos que dificulten la circulación venosa, como los anticonceptivos orales.
6- Utilizar medias de descanso, ya que ofrecen una compresión adecuada (se consiguen en la mayoría de las farmacias).
7- Realizar automasajes en la zona. La técnica es muy sencilla: los masajes deben efectuarse de forma ascendente, empezando por los pies y subiendo poco a poco hasta llegar a los muslos. Lo importante es no aplicarlos sobre las várices directamente, sino en las zonas aledañas. Los movimientos deben ser suaves y para ello hay que utilizar palmas y dedos en su totalidad, cuidando de no presionar solamente con las yemas. Para evitar la fricción, pueden utilizarse cremas o aceites. Siguiendo este procedimiento, la sangre acumulada en las venas comenzará a movilizarse y fluirá hacia el corazón.
8-Hacer un reposo de 5 minutos cada una o dos horas. Para esto es necesario acostarse y subir las piernas en un ángulo de 45º. Dormir con las piernas ligeramente elevadas es otra excelente alternativa. En ambas situaciones, también estaremos favoreciendo el retorno venoso.

¿Qué hacer si ya tengo várices?
La Fleboterapia Restaurativa es un método que se originó en Europa y fue ampliamente perfeccionado en nuestro país por el Dr. Miguel Ángel Gramajo Booth. Mientras los procedimientos tradicionales anulan la vena, este novedoso tratamiento introduce en la luz del vaso una sustancia natural que repara la pared del mismo y permite que la sangre fluya normalmente. Las venas enfermas no se extirpan, sino que se tonifican y recuperan su funcionalidad.
Mínimamente invasivo, es un procedimiento corto y sus resultados son rápidamente notorios: luego de cada aplicación, la recuperación de las venas se percibe a simple vista y los síntomas de malestar comienzan a desaparecer.
Además, puede realizarse en cualquier época del año y el paciente logra reincorporarse de inmediato a sus actividades habituales (necesita utilizar medias de elastocompresión graduada, pero sólo durante 2 o 3 días después de la aplicación).

Dr. Miguel Ángel Gramajo Booth (MN 42.569), – Nueva Flebología

www.nuevaflebologia.com.ar

Tte. Gral. Perón 1457, Piso 3 dto. 30, CABA, teléfonos: 011- 4373- 4968 y 4372-2769.

Médico universitario con experiencia de 30 años en la especialidad. Orador en numerosos congresos nacionales y extranjeros. Miembro del American College of Phlebology. Creador del equipo Phlebomaster – X 100 y del método de electroperfusión oscilante. Pionero en los procedimientos de recuperación funcional sin extirpación.

Comentarios

Te puede interesar

hipotiroidismo

Obesidad: ¿Puede el hipotiroidismo ser la causa de mi sobrepeso?

El próximo 25 de Mayo es el Día Mundial de la Tiroides y la Organización …