Regla “MAS”:
Consejos prácticos para prevenir el contagio de enfermedades

“MAS” es una regla mnemotécnica para la limpieza y desinfección de las manos, ambientes y superficies. Con estos simples cuidados podemos prevenir el contagio de enfermedades y cuidar la salud de las personas y sus familias. Es importante conocerlas e incorporarlas a nuestra rutina diaria.

REGLA MAS

Durante los últimos años hemos recibido mucha información sobre qué acciones tomar durante la pandemia o en la aparición de diferentes virus como la gripe o la influenza. Se sabe que la infección de estas enfermedades se produce al contacto directo con superficies u objetos contaminados.

En este sentido, Ayudín y la Fundación del Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI) recomiendan recordar siempre la regla “MAS”, una herramienta para realizar una correcta limpieza y desinfección de MANOS, AMBIENTES y SUPERFICIES. Si las incorporamos a nuestra rutina diaria pueden ayudar a frenar la propagación de enfermedades dentro del hogar, en el trabajo o en cualquier lugar donde compartamos con otras personas.

1 – LAVADO DE MANOS

Se recomienda lavarse las manos con agua y jabón de manera frecuente. Realizarlo siempre antes de ingerir algún alimento, al estar en contacto con muchas personas, después de toser o estornudar, etc. Una correcta higiene de manos se hace durante 20 segundos, siempre prestando atención a ambas caras de las manos, al espacio entre los dedos y debajo de las uñas. Hay que sacarse los anillos antes de higienizarlas.

2 – VENTILACIÓN DE AMBIENTES

La ventilación constante y cruzada es un punto fundamental para que los virus no queden en los ambientes. Siempre al llegar a un nuevo sitio o si ha permanecido durante un largo periodo de tiempo cerrado, procurar abrir las ventanas para ventilar bien y usar un aerosol desinfectante de ambientes. La ventilación se puede respetar en distintos espacios, como, por ejemplo, en el auto, transporte público, en la oficina, en el gimnasio, etc.

3 – DESINFECCIÓN DE SUPERFICIES

Primero, es necesario aclarar que limpiar no es lo mismo que desinfectar. Cuando se limpia, solamente se remueve la suciedad que se ve a simple vista, mientras que al desinfectar eliminamos los virus y bacterias presentes en el ambiente y superficies que no se ven.

Entonces, para lograr esto es necesario la utilización de lavandina o algún otro producto que contenga un activo desinfectante que elimine el 99,9% de los virus y bacterias, pueden ser en sus distintas versiones líquida, aerosoles o toallitas. Si no, también, se puede preparar una fórmula con 1 taza de lavandina en 5 litros de agua corriente y dejar actuar 5 minutos.

Esto se puede replicar en cualquier situación de la vida o en cualquier objeto de uso cotidiano como, por ejemplo, el escritorio del trabajo, una mesa en un shopping, la mesada de la cocina, en un baño público, en un vestuario, al momento de la limpieza general de la casa, al llegar a tu hogar con la mochila o cartera, llaves, en el transporte público, etc. Es muy importante realizar siempre una correcta limpieza y desinfección de superficies antes y después de una reunión social.

Con estas 3 simples acciones, estamos tomando las medidas básicas de cuidado personal que vuelven más seguras todas nuestras rutinas diarias, cortando el contagio y evitando trasladar enfermedades al hogar y las familias. De esta manera, estamos cuidándonos y multiplicando la cadena de protección, porque cada persona se convierte en un eslabón de la cadena y de esta forma la comunidad en su conjunto se fortalece y se hace más fuerte que nunca.

Serverlujan, Servicio ténico informático