La Anses confirmó el aumento de 8,8% para jubilados

Anses confirma el incremento previsto a jubilados, sin bono extra, mientras la fórmula de movilidad actualiza los haberes según inflación.

En línea con lo establecido por un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), los jubilados y pensionados experimentarán un incremento del 8,83% en sus ingresos a partir del próximo mes de junio. Este reajuste, confirmado por la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) ayer por la tarde, se fundamenta en la variación registrada por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) durante el mes de abril, según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Jubilados sin bono

La ausencia de un aumento adicional se debe a la comparación entre la suba acumulada de los haberes entre abril y junio y el índice resultante de la fórmula de movilidad que rigió hasta marzo. Esta fórmula, que será derogada a partir de julio, ya no tendrá efecto en los ajustes jubilatorios. Con un aumento acumulado del 53,91% en el trimestre, que incluye los reajustes mensuales según la inflación y un “incremento extraordinario” del 12,5% otorgado en abril, supera el índice de la fórmula anterior, que se situó en un 41,48%.

El haber mínimo bruto, en consecuencia, rondará los $206.931, mientras que el máximo ascenderá a aproximadamente $1.392.450. Estos valores se traducen en ingresos netos de $200.723 y $1.315.111, respectivamente. Cabe destacar que este reajuste afectará a todos los haberes del régimen general, así como a las prestaciones no contributivas, como la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), que equivaldrá al 80% del haber mínimo, alcanzando los $165.545.

El destino de los bonos, particularmente aquellos que alcanzan hasta $70.000 para los jubilados con ingresos más bajos, aún está en discusión. Hasta el momento, no se han proporcionado detalles sobre si este pago se mantendrá sin modificaciones.

Este ajuste jubilatorio mensual, basado en el IPC, se estableció a través del DNU 274, que modificó la modalidad de actualización de las prestaciones. A partir de julio, la fórmula de movilidad de la ley 27.609 quedará sin vigencia, siendo reemplazada por la actualización mensual según la inflación.

En cuanto al contexto inflacionario, los primeros cuatro meses del año registraron un aumento del IPC del 65%, según datos del Indec, y se proyecta que la inflación alcance entre el 85% y el 90% en el semestre. Esta situación ha llevado a una caída significativa del poder adquisitivo de los jubilados, con una variación interanual de los precios al consumidor del 289,4%, mientras que las jubilaciones se incrementaron nominalmente en un 191,97%, sin considerar la incidencia del bono.

El Gobierno otorgará el bono a jubilados de ANSES

A pesar del incremento de los haberes, persisten incertidumbres sobre el futuro de los bonos y cómo afectarán al poder adquisitivo de los jubilados. En mayo, aunque los haberes experimentaron un aumento del 11,01%, el efecto en el bolsillo fue menor debido al congelamiento del bono, lo que generó una recomposición del 7,8% para el haber mínimo.

Tras años de pérdida de poder adquisitivo bajo diferentes fórmulas de movilidad y decisiones discrecionales, el nuevo esquema establecido por el DNU 274 busca detener esta tendencia, ajustando los haberes mensualmente según la inflación. Sin embargo, a pesar de esta medida, se acumuló una fuerte caída del poder adquisitivo en los últimos tiempos, lo que representa un desafío para garantizar la calidad de vida de los jubilados en el futuro próximo.

Te puede interesar

Hip Hop en los barrios

Vuelve el programa Hip Hop en los Barrios

El Municipio pone en marcha por tercer año consecutivo el programa Hip Hop en los …