Opinión:
“Una sola Tierra” será el tema del Día Mundial del Medio Ambiente 2022

La Tierra necesita ayuda. Los casquetes polares se están derritiendo. El nivel del mar sube cada año, al igual que la temperatura global. Las sequías cada vez son más largas y la producción de alimentos cada vez es más complicada. Los fenómenos meteorológicos extremos son cada vez más frecuentes.

El grave problema de salud mundial desencadenado por el virus SARS-CoV-2 podría volver a repetirse si se continúa destruyendo ecosistemas y no frenamos el cambio climático que es, sin duda, un factor de riesgo fundamental para nuestra salud.
La celebración del Día Mundial del Medio Ambiente tendrá lugar este año, 50 años después de la primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano de Estocolmo, en la cual se acordó el establecimiento del PNUMA, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y se designó el 5 de junio de cada año como el Día Mundial del Medio Ambiente. “Una sola Tierra” fue el lema de esa conferencia celebrada en 1972 y, 50 años después, sigue vigente: este planeta es nuestro único hogar y es responsabilidad de la humanidad salvaguardar sus recursos finitos.

La elección es nuestra: formar una sociedad para cuidar la Tierra y cuidarnos unos a otros o arriesgarnos a la autodestrucción. Se necesitan cambios fundamentales en los valores, instituciones y formas de vida. Debemos darnos cuenta de que, una vez satisfechas las necesidades básicas, el desarrollo humano se refiere primordialmente a ser más, no a tener más. Poseemos el conocimiento y la tecnología necesarios para proveer a todos y para reducir nuestros impactos sobre el medio ambiente. El surgimiento de una sociedad civil más comprometida, está creando nuevas oportunidades para construir un mundo democrático y humanitario. Nuestros retos ambientales, económicos, políticos y sociales, están interrelacionados y nosotros como seres humanos podemos proponer y concretar soluciones comprensivas.

La consigna “Una sola Tierra” destaca la necesidad de vivir de forma sostenible, en armonía con la naturaleza, a través de cambios sustanciales impulsados por políticas y elecciones cotidianas que nos guíen hacia estilos de vida más limpios y ecológicos.
Por sobre todas las cosas, este día sirve para inspirar cambios positivos. Impulsa a las personas a reflexionar sobre la forma en que consumen, a las empresas a desarrollar modelos más ecológicos, a los agricultores y fabricantes a producir de manera más sostenible, a los gobiernos a invertir en la reparación del medio ambiente, a los educadores a inspirar a los estudiantes a actuar y a los jóvenes a construir un futuro más verde.
Inger Andersen, Directora Ejecutiva del PNUMA, expreso “en 2022 esperamos que el mundo comience a pasar la página del peor capítulo de la pandemia de Covid-19. Y lo hacemos con el conocimiento de que continuamos enfrentando las tres crisis planetarias que amenazan nuestro futuro: la crisis del cambio climático, la de la pérdida de la biodiversidad y la de la contaminación y los desechos”.

Día Mundial del Medio Ambiente

Después de la crisis del coronavirus, todos los países afectados irán retomando poco a poco las rutinas productivas con un aprendizaje extra, el adquirido todas las sociedades a través del experimento masivo que ha supuesto la paralización de industrias y economías en todo el mundo. Aunque los patrones de consumo han variado y las emisiones se han reducido en este periodo tan excepcional, frenar la pandemia del coronavirus no será suficiente para frenar el calentamiento global pero sí una confirmación de la emergencia de priorizar la sostenibilidad para garantizar la supervivencia de la especie humana.
Estamos muy enfermos, y no nos damos cuenta. Enfermos de soberbia, de materialismo, de codicia. Pero podemos reaccionar. Podemos hacer un examen de conciencia; entrar en conversiones con nuestro ser profundo, con la parte elevada que hay en nuestro interior y ver si podemos cambiar, aunque sea en algo. Antes de que sea demasiado tarde.
Tal vez, sólo así… Creando conciencia y haciéndonos responsables de cada uno de nuestros actos logremos tener un planeta más limpio y habitable para cada uno de nosotros y de las próximas generaciones futuras.

Cristián Frers – Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social (Periodista).

Serverlujan, Servicio ténico informático