Desde SENASA

Recuerdan la importancia de la habilitación de establecimientos frutihortícola

El Senasa acompaña a los productores para que puedan realizar este proceso de mejora continua. Existen exigencias “mínimas e indispensables” que los productores deben cumplir para reducir los riesgos en el empaque y permitir el inicio de la gestión del registro y habilitación del establecimiento.

Guia Agricultura Familiar

Lograr que un establecimiento pueda producir alimentos contemplando las normas para que esos productos sean inocuos no es un proceso simple. Sin embargo, los productores familiares pueden realizar estas mejoras necesarias de forma gradual.
Es decir, los requisitos que deben cumplir las construcciones, los pasos del proceso de habilitación y los documentos que se deben presentar según la norma vigente podrían ser realizados, tramitados y presentados en etapas.
Para ello es importante conocer que existen requisitos mínimos indispensables para garantizar la inocuidad en el proceso de manipulación y acondicionamiento que sí o sí se deben cumplir desde el comienzo. A partir de esto – y en los plazos acordados– se inicia un proceso de mejora continua indispensable para sostener dicha habilitación.

La importancia de esta habilitación reside principalmente en dos aspectos: por un lado, en el fortalecimiento de la producción y el abastecimiento de alimentos sanos y de calidad, por el otro, en la inserción en diversos canales de comercialización. En definitiva, mayor escala de producción y calidad para la comercialización
Para los productores de frutas y hortalizas, la habilitación de empaques y frigoríficos está regida por la Resolución SAGPyA Nº 48/98. Como puntos de convergencia de los flujos comerciales frutihortícolas, su registro y habilitación representa un avance en la formalización de la cadena y en la utilización de la trazabilidad con fines sanitarios, de ahí su rol clave en cuanto a la implementación del Documento de Tránsito Vegetal electrónico (DTVe).

Desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) se acompaña a los productores en este proceso a partir de un enfoque técnico de trabajo adoptado para abordar estos temas de inocuidad alimentaria y salud pública basado en tres aspectos complementarios fundamentales, acordados a nivel internacional y destacados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO): enfoque de inocuidad basado en peligro-riesgo, enfoque integral de inocuidad en toda la cadena alimentaria y medidas preventivas de la contaminación alimentaria en origen.

Como resultado del cumplimiento de los requisitos mínimos e indispensables y el desarrollo de mejora continua en los establecimientos mejorará la calidad de las frutas y hortalizas para su comercialización, y se prevendrá la propagación de plagas que afectan a la producción agrícola del país mediante el resguardo fitosanitario. Así, los productores obtendrán la habilitación oficial otorgada por el Organismo de control, formalizarán la operatoria comercial y lograrán mejores resultados productivos, comerciales y organizativos.

Para mayor información, comunicarse con la sede del Centro Regional Pampeano del Senasa, en la localidad de Chivilcoy, a los teléfonos (02346) 436271/72/73 o dirigirse a Carlos Ortíz 46 – esquina Florentino Ameghino-.

Te puede interesar

controles sorpresivos a transportes de carga

Continúan los controles sorpresivos a transportes de carga

Continúan los controles sorpresivos a transportes de carga con el objetivo primordial de resguardar tanto …