Por la crisis se van las dos fábricas mas importantes de pinturas

Especial Virus

Las dos principales fábricas de pinturas automotrices del país cierran sus fábricas en Argentina. En las últimas horas, Basf y Axalta informaron a sus proveedores la decisión de dejar de producir pintura para vehículos en la Argentina, la fábrica alemana mudará su producción a Brasil.

La empresa alemana Basf anunció este martes que retirará de la Argentina la producción de pinturas automotrices y mudará su planta productiva de la localidad de Tortuguitas, provincia de Buenos Aires, a la ciudad brasilera de Sao Bernardo do Campo.

A este anunció luego se sumó el de la empresa estadounidense Axalta, que informó que cierra la fábrica que había abierto en 2017, con una inversión de 18 millones de dólares, debido a la crisis que enfrenta el país.

fabrica de pinturas

Basf se muda a Brasil

Además, en un comunicado enviado a sus proveedores, la empresa aclara que la decisión de sacar la rama productiva de la Argentina responde a a “garantizar la sustentabilidad, solidez y competitividad”.

La empresa química alemana informó que, a partir del segundo semestre de 2021, cesará la producción de pinturas para autos en nuestro país. La actividad de la fábrica de la localidad bonaerense de Tortuguitas y toda su maquinaria industrial serán trasladadas al establecimiento que Basf tiene en Demarchi (Sao Bernardo do Campo, Brasil). La planta de Tortuguitas abastecía con pinturas automotrices a fábricas, ensambladoras y talleres de Argentina y Uruguay. Ese servicio ahora lo concentrará Brasil. La sede de Tortuguitas seguirá operando para depósito, logística y tareas administrativas.

Axalta cierra su nueva fábrica

Por otro lado, la empresa química estadounidense Axalta informó que cesó por completo sus operaciones en nuestro país. La marca, en su totalidad, se retira de la Argentina. Esto implica el cierre de la fábrica y las oficinas administrativas en la localidad bonaerense de Escobar, donde trabajaban 100 personas.

Era un establecimiento nuevo, que comenzó a operar en enero de 2017, con una inversión 18 millones de dólares. La empresa informó que la medida se tomó “debido a la situación económica actual en Argentina y el impacto global causado por Covid-19”.

En el caso de Basf, las otras divisiones que desarrolla en la Argentina (como poliuretanos, aditivos y agroquímicos) seguirán operando en las plantas de Burzaco (Buenos Aires), General Lagos (Santa Fe) y Santo Tomé (Santa Fe).

Te puede interesar

combustibles

Estacioneros esperan el aumento del combustible

Con pérdidas de hasta el 90% durante la cuarentena, la noticia del aumento del precio …

Deja una respuesta