2019 ya es récord de casos

Alerta por dengue: no descartan un brote en verano

En los últimos días comenzaron a activarse los primeros sensores de la red de detección que mantiene un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA para monitorear la actividad de los mosquitos Aedes aegypti.

El zika es transmitido por el mosquito Aedes aegypti, que también transmite el dengue, la chikunguña y la fiebre amarilla.
El zika es transmitido por el mosquito Aedes aegypti, que también transmite el dengue, la chikunguña y la fiebre amarilla.
Los expertos coincidieron en hacer un llamado de alerta, destacando que “la temporada 2019-2020 puede ser especialmente grave respecto de patologías como dengue, zika o chikungunya, tomando en cuenta que en los últimos meses en todo el continente americano ya se ha contabilizado un número récord de pacientes. Por eso es clave profundizar la prevención durante los próximos meses».

“Está arrancando la temporada de calor y comprobamos que los huevos que durante el invierno quedan ‘latentes’ comenzaron a eclosionar. Y ya detectamos los primeros mosquitos adultos volando por la ciudad de Buenos Aires”, advirtió el doctor Nicolás Schweigmann, investigador del Conicet y director del Grupo de Estudios de Mosquitos (GEM) de la UBA.

El dato no es menor si se recuerda que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) acaba de publicar un informe que advierte que “América Latina atraviesa una situación compleja con el dengue: está inmersa en un nuevo ciclo epidémico de la enfermedad tras dos años de baja incidencia”. En ese estudio, la OPS destacó que “el dengue alcanzó el mayor número de casos registrados en la historia, con 2,7 millones de pacientes. Eso incluye, hasta octubre, 22.127 casos graves y 1.206 fallecimientos”.

El experto también destacó que las picaduras del Aedes pueden contagiar de perros a personas una infección del nematodo Dirofilaria immitis. “Hay papers que indican que este gusano –que infecta el corazón de los perros– también puede afectar a personas. Y hoy se calcula que entre el 10% y 15% de nuestras mascotas ya son portadoras de este gusano. Por lo tanto, si un perro infectado es picado por un mosquito que luego pica a una persona, podría haber un riesgo de contagio de este gusano. Y se trata de una enfermedad grave, capaz de producir trombosis en el pulmón”.

También el biólogo Marcelo Abril, director ejecutivo de la Fundación Mundo Sano –una ONG especializada en el seguimiento de enfermedades desatendidas– comentó a este diario que “están aumentando las temperaturas medias y las lluvias, por eso las poblaciones de mosquitos comienzan a crecer. En los monitoreos permanentes que realizamos en ciudades del norte argentino vimos que ya están dadas las condiciones óptimas para su reproducción”.

Te puede interesar

nuevos consejeros escolares

Asumieron los nuevos consejeros escolares

En un sencillo acto asumieron esta mañana los nuevos consejeros escolares y designaron a la …

Deja un comentario