Cáncer de Tiroides:
Las mujeres tienen 3 veces más posibilidades

Es una patología más frecuente en mujeres y su incidencia aumenta cada año. Estar atentas a determinados síntomas aumenta la perspectiva de curación total.

Cáncer de Tiroides

El cáncer de tiroides es un tumor que afecta a la glándula tiroides, encargada de almacenar y liberar las hormonas en la sangre que intervienen en el metabolismo de la célula. Siendo el metabolismo el proceso que transforma la energía de los alimentos en el combustible que necesitamos para todo lo que hacemos, desde movernos hasta pensar o crecer.

En nuestro país, según la última estadística realizada por la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC) en 2018, se registraron casi 3.500 nuevos casos de cáncer de tiroides, de los cuales el 86% se diagnosticaron en mujeres. Este tipo de cáncer afecta en mayor medida a las mujeres de 40 a 60 años, y esta predisposición en las mujeres estaría relacionada con variaciones hormonales y alteraciones en la autoinmunidad.

Si bien su origen puede ser hereditario o por la exposición a la radiación, aún se desconoce la causa que lo desencadena. En los últimos años, y en parte a que los controles son cada vez más precisos y permiten una detección temprana, se ha registrado un aumento de la enfermedad que, diagnosticada a tiempo, puede curarse totalmente en la mayoría de los casos.

Los signos y síntomas que se deben tener en cuenta son: un bulto o nódulo palpable en la cara anterior del cuello (base de la garganta), dolor en la parte frontal del cuello, que algunas veces alcanza a los oídos, ronquera u otros cambios en la voz que persisten y trastornos en la deglución.

El diagnóstico se hace en base a una punción con aguja fina de un nódulo tiroideo o después que el nódulo es removido durante la cirugía. Una vez obtenido el diagnóstico, se determinará el tipo de tratamiento según el paciente.

Aunque los nódulos tiroideos son muy comunes, menos de 1 en cada 10 contienen un cáncer de tiroides, una detección temprana aumenta las probabilidades de que la curación sea total y que la perspectiva del tratamiento sea altamente positiva.

Se recomienda acudir al médico ante los primeros síntomas y, en caso de tener antecedentes familiares, realizarse chequeos periódicos y tomar medidas de prevención como practicar auto-chequeos para identificar posibles cambios en la forma y el tamaño de la tiroides.

Asesoró: Dr. Ernesto Crescenti (MN: 50.776). Médico, investigador y Director del Instituto de Inmunooncología Dr. Ernesto J.V. Crescenti. Acerca del Instituto de Inmuno Oncología Dr. Ernesto J. V. Crescenti: Ámbito multidisciplinario dedicado a la prevención, diagnóstico y tratamiento de pacientes con cáncer y pacientes diagnosticados con enfermedades en las cuales se presenta una alteración del sistema inmunológico.

Serverlujan, Servicio ténico informático

Te puede interesar

consumo de pollo

CINCAP:
Beneficios del consumo de pollo

Una alimentación saludable es fundamental para proteger la salud y prevenir enfermedades. La carne de …