La producción bonaerense busca abrirse paso en una economía en recesión

Especial Virus

La Provincia exportó en 2016 productos y maquinarias por más de 20.000 millones de dólares a distintos lugares del mundo. La actividad agrícola-ganadera encabeza el ranking. Números de una economía que busca abrirse paso en medio de la recesión

La crisis y la recesión económica están instaladas, pero no afectan a todos los sectores por igual. De hecho, la actividad agrícola-ganadera se benefició con la salida del cepo y la política de apertura comercial, algo que a su vez impactó negativamente en un importante universo de pymes e industrias.

La Provincia de Buenos Aires, con sus más de 300.000 kilómetros cuadrados, es el territorio nacional en donde está radicada la mayor cantidad de establecimientos industriales. Esto la convierte en la principal economía del país, aportando más del 35% del PBI argentino y siendo el distrito que exporta la producción más variada a diferentes destinos del planeta.

En 2016, desde suelo provincial se vendieron al mundo unas 25.000 toneladas de productos y materias primas, que reportaron ganancias por poco más de 20.000 millones de dólares. Esto significa que el 35% de la producción nacional vendida al exterior durante el año pasado correspondió a la Provincia.

El sector agrícola-ganadero, con productos primarios y manufacturas de origen agropecuario, encabezó el ranking con casi 15.000 millones de dólares y poco más de 13.000 toneladas vendidas. Le siguieron los productos industriales, los combustibles y la energía, con cerca de 10.000 millones de dólares de ganancia y alrededor de 12.000 toneladas de rendimiento y productividad.

Rubros destacados

Dentro de los productos de origen agropecuario que más impacto tuvieron en las exportaciones bonaerenses durante el año pasado, a la cabeza figuran, sin dudas, la soja y diferentes cereales como girasol, maíz y trigo. A pesar del impacto climático de las inundaciones en un buen sector de la Provincia, la oleaginosa y sus subproductos reportaron ganancias por casi 6.000 millones de dólares y poco más de 8.000 toneladas de producción.

Los cereales, en total, exportaron más de 9.000 toneladas, representando solo el maíz el 20% del total de las ventas locales. Otros artículos elaborados en el campo bonaerense como semillas, cueros, preparados de legumbres, hortalizas y frutas, así como productos lácteos, jugos, aceites, especias, quesos, lanas elaboradas y sucias, y demás productos de origen animal conformaron el resto de la industria rural que despegó al mundo.

A esto hay que agregarle un fuerte crecimiento durante el año pasado en la producción de maquinaria agrícola, que subió considerablemente con respecto a años anteriores, principalmente por la mayor competitividad que adquirió el campo, que necesitó de estos materiales para recoger y armar sus cosechas.

Por su parte, dentro de las manufacturas de origen industrial, los vehículos automotores terrestres bajaron considerablemente su papel en relación con 2015, sobre todo por la crisis que vive Brasil, por la que ordenó menos automóviles (ver aparte). Se vendieron autos desde suelo provincial por 2.400 millones de dólares, para mantener a la industria viva a pesar de los contratiempos económicos.

También hubo otros productos que descollaron, como los farmacéuticos, que vendieron al exterior más de 300 toneladas, generando unos 1.000 millones de dólares. Por su parte, combustibles y energías se exportaron por casi 500 millones de dólares y 1.300 toneladas.

Por otro lado, hubo sectores que vieron mermar su producción debido, en principio, a la entrada de mercaderías importadas. En este sentido, los sectores que más sufrieron esta situación fueron el textil (-30%), calzado (-28%) y aceites lubricantes (-26%).

Efectos de la devaluación
Una de las causas centrales que los especialistas advierten en el crecimiento de las exportaciones locales ha sido el impacto que tuvieron en el campo la quita de retenciones y la devaluación del peso llevadas adelante por Cambiemos ni bien asumió el poder en diciembre de 2015.

Roberto Dvoskin, economista y profesor en la Universidad de San Andrés, señaló que “la clave esencial fue que al devaluar la moneda se originó un margen de competitividad mucho mayor para los exportadores, fundamentalmente para una franja del sector agrícola ganadero, que así vio cómo sus productos salían más caros con solo una medida oficial”.

Para el exsecretario de Comercio Interior de la Nación, “se benefició a los exportadores con esta medida. De este modo, lo que ahora todos esperamos es que con esa plata adicional que han ganado los productores inviertan en el país y no se lo lleven afuera, como pasó en otros tiempos. La pelea del Gobierno es tratar de retener ese dinero y que se reinvierta en los campos nacionales para seguir creciendo. Si no, se nos va a complicar”.

Los números de las exportaciones de la Provincia

25.000 las toneladas que fueron vendidas desde suelo provincial

20.000 millones de dólares es el total de lo exportado por la Provincia en 2016

4.500 lo toneladas de soja salidas del campo bonaerense

2.400 millones de dólares vendidos en automóviles

1.200 millones de dólares se vendieron en derivados de la soja

35% de la producción nacional vendida al exterior correspondió a la Provincia

20% de las exportaciones locales comprendieron al maíz

18% de las ventas provinciales fueron a parar a Brasil, principalmente trigo

Fuente: Diario Hoy

Server Luján

Te puede interesar

Toque de queda

Decretan el «Toque de queda» desde la 20 horas

Este miércoles el presidente Alberto Fernández comunicó la restricción de la circulación nocturna entre las …

Deja una respuesta