Días de calor:
La importancia de beber agua de calidad

El comienzo de la primavera se acerca y empieza a subir gradualmente la temperatura y los expertos explican porqué la hidratación es esencial para el bienestar de la salud y dan tips para incorporar hábitos saludables.

beber agua de calidad

El fin del invierno se acerca, ya va quedando atrás la postal de los días cortos y fríos para darle lugar al clima primaveral. Las temperaturas se van elevando y las recomendaciones para mantenerse correctamente hidratado son una alerta constante, pero ¿por qué es tan importante?

Los expertos apuntan que mantenerse hidratado es esencial para el correcto funcionamiento del organismo. El agua es el componente mayoritario de las células del cuerpo, es la encargada de trasladar los nutrientes a las células del cuerpo y de retirar de las mismas los residuos o sustancias de desecho. También ayuda a regular la temperatura corporal mediante la redistribución del calor desde tejidos activos hasta la piel y mediante el enfriamiento del cuerpo a través del sudor. El agua es un nutriente indispensable sin el cual el organismo no puede sobrevivir ni funcionar correctamente, no hay otro nutriente tan esencial o necesario en cantidades tan elevadas. Es por eso la importancia de incorporar la cantidad y calidad adecuada de agua a la dieta diaria, en el caso de los adultos estar bien hidratado requiere el consumo de 2-3 litros diarios y el agua debe ser purificada, sin olor ni sabor. Esto último es lo que hace la diferencia, ya que el agua para consumo debe cumplir con un determinado estándar para aportar los nutrientes necesarios.

Al subir las temperaturas aumenta el riesgo de deshidratación que se da cuando el cuerpo pierde más agua de la que se ingiere. Los expertos explican que beber agua es esencial para combatir la sed, reponer líquidos y es también fundamental para las funciones fisiológicas más básicas, como por ejemplo la regulación de la tensión arterial y la temperatura corporal, la hidratación y la digestión.

Los tips para mantenerse hidratado y hacerlo de manera correcta:

Elegir agua por sobre cualquier otro tipo de bebidas: esta debe ser la principal fuente de líquidos del cuerpo. Para los adultos se recomienda beber entre 2 y 3 litros de agua o también puede ser contabilizado como 10 vasos diarios para facilitar el objetivo.

La calidad del agua importa: siempre debe ser límpida e inodora. Estas características del agua son imprescindibles para que sea consumida, así como también el asegurarnos que haya sido tratada adecuadamente. Esto evitará transmitir cualquier tipo de enfermedades. En este sentido, desde Pura explican que existe una gran variedad de purificadores para que beber agua del grifo sea posible y seguro.

Evitar tener sed: la sensación de sed es un primer indicio de deshidratación; es por eso que es importante beber antes de llegar a este estado.

Aumentar el consumo de frutas y verduras: estos alimentos suelen ser muy ricos en agua y ayudan a incorporar líquido al organismo.

En ambientes más calurosos o al haber realizado actividad física se necesita una mayor ingesta de agua para recuperar el líquido perdido

Estos son algunos de los tips que se pueden tener en cuenta para acostumbrarse a beber agua y mantenerse hidratado para conseguir incorporar el hábito, que sin dudas implica una mejora en la calidad de vida.

Serverlujan, Servicio ténico informático

Te puede interesar

girasol los nietos

Salud:
Anmat prohibió una nueva marca de aceite de girasol

La Administración Nacional de Medicamentos y Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la creación, el …