Bodegas en alerta:
La falta de envases empujarían los precios de las bebidas

El faltante de botellas parece estar lejos de solucionarse para la industria bodeguera. El sector se prepara para comenzar a fraccionar el vino de la cosecha 2022. Pero, todavía, no se sabe si el stock de botellas en el país será el suficiente.

Mientras que a las bodegas se les dijo que, a partir de abril, se normalizaría el abastecimiento -afectado el año pasado por un incendio en una de las dos grandes fabricantes nacionales-, las proveedoras locales de envases ya les aplicaron aumento del 30% al 50% en sus listas de precios.

“Cattorini Hermanos anunció subas en los precios de las botellas. En febrero, fue del 5% y, ahora, un incremento que llega al 45%, según el tipo de envase”, reconoce Milton Kuret, director ejecutivo de Bodegas de Argentina, la principal cámara del sector, integrada por 250 bodegas que constituyen más del 70% del mercado interno y el 90% de las exportaciones de vinos fraccionados del país.

motolujan

“Lo que sucede es que las cristalerías trabajan al límite porque la industria requiere mucha inversión y no están dispuestas a hacerla por miedo a que les sobre capacidad. Muchas bodegas trajeron botellas del exterior. Pero, también, hay escasez a nivel mundial”, agrega un ejecutivo de una de las principales bodegas del mercado local.

En la industria vitivinícola, Cattorini produce aproximadamente el 60% del total de botellas para vinos. Verallia tiene el 35% del mercado y Cristalerías Rosario, el 5% restante. El 75% de lo que se produce en el país es para mercado interno. El resto se exporta.

El faltante de botellas comenzó a sentirse en enero de 2021. Pero se agravó en septiembre, cuando un incendio se registró en la fábrica de Verallia, en Mendoza, que aportaba casi la mitad de las botellas al mercado.

envases

Y, si bien, Cattorini Hermanos, responsable de la otra mitad de la demanda local, sumó un horno adicional para ampliar la fabricación de botellas, la falta de envases sigue afectando a todas las bodegas, desde las grandes hasta las chicas.

Pero no solo Cattorini incrementó los precios. Verallia ya sumó tres aumentos, que acumulan más de un 30% de suba en lo que va del año. “Ya nos anunciaron una nueva alza del 10% en un mes”, explica Eduardo López, presidente de Bodegas López, una empresa familiar centenaria que produce más de 9 millones de litros al año.

“Hay un problema grande que tienen las cristalerías. A la hora de producir, hay dos insumos que utilizan: el gas, que tuvo un incremento considerable, y la soda Solvay, que, prácticamente, se ha dejado de producir en el país. Esto genera aumentos fuertes en lo que respecta a las botellas”, explica José Alberto Zuccardi, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) y dueño de la bodega homónima.

Sin embargo asegura que “el abastecimiento de botellas debería empezar a normalizarse el próximo mes” aunque reconoce que hay modelos que ya no se consiguen y, en su caso, ya debió sustituir.

envases

AUMENTO DE PRECIOS
Hoy, la demanda de botellas está disminuyendo por la caída de los números del sector. “Las exportaciones de embotellados a marzo cayeron de forma acumulada un 4,4% y el mercado local a acumula hasta febrero una baja del 5,1%. Siempre hablando de embotellados, estamos con una disminución del orden del 5% versus 2021”, explica Kuret.

Eso significa un fuerte contraste contra las expectativas que tiene el sector para el año. En 2021, el país tuvo exportaciones record de vino fraccionado: u$s 888,5 millones. Para 2022, se esperaba, por lo menos, mantener ese nivel.

A la suba de los incrementos en los envases, la materia prima también tiene sus precios en alza. “Tanto de vinos a granel como de las uvas que se están cosechando, hay incrementos. Seguramente, tendremos un fuerte impacto en el costo de los productos finales”, agrega el hombre de Bodegas de Argentina.

Con información de El Cronista

Serverlujan, Servicio ténico informático