Especial Virus

Inicia la construcción de la central nuclear Carem 25

La primera fase de construcción estructural de la obra civil de la central nuclear Carem 25, primer reactor de potencia desarrollado íntegramente en Argentina, se inició hoy en la localidad bonaerense de Lima.
carem25
El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, aseguró en un comunicado que «hoy es un día histórico porque con este nacimiento del reactor Carem, que es diseño y tecnología nacionales, seguimos profundizando el desarrollo nuclear que reimpulsó Néstor Kirchner desde el 2003, luego de que el neoliberalismo casi lo desmantelara». «El hito de hoy sigue el camino de la terminación de Atucha II, actualmente finalizando proceso de arranque, y la próxima extensión por 30 años de vida de la central Embalse, obras son posibles en el marco del modelo de crecimiento con inclusión social que lleva adelante la presidenta Cristina Fernández de Kirchner», añadió el funcionario nacional.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Norma Boero, aseguró que «Si bien existen otros proyectos de reactores similares en el mundo, este es el primero que se empieza a construir, lo cual es un orgullo no sólo para el sector nuclear si no para todos los argentinos»

El CAREM 25, demandará una inversión de 3.500 millones de pesos, incluyendo en el mismo toda la infraestructura necesaria para su desarrollo en los Centros Atómicos Bariloche, Constituyentes, Ezeiza, el Predio Lima y Sede Central. Este ambicioso proyecto reafirma la capacidad para el desarrollo y puesta en marcha de centrales nucleares en el país, perfilando a la Argentina como uno de los líderes mundiales en el segmento de reactores de baja y media potencia, con un amplio horizonte para el abastecimiento eléctrico de zonas alejadas de los grandes centros urbanos o polos fabriles con alto consumo de energía.

Además, ofrecería otras prestaciones, como la desalinización o provisión de vapor para diversos usos industriales, lo que implica un alto incentivo a la dinámica del sector industrial – tecnológico de punta en nuestro país.

En el año 2013 se adjudicó la construcción del recipiente de presión, que será diseñado por la CNEA y fabricado por una empresa argentina. Se trata de un recipiente cilíndrico que tendrá 3,5 metros de diámetro, 11 metros de altura y un peso aproximado de 200 toneladas, y conforma el corazón del proyecto. De esta manera, la iniciativa se configura como un hito para la industria nacional y latinoamericana, ya que será la primera vez que una obra de estas características para un reactor nuclear sea diseñada y construida en el país.

En el acto, encabezado por la presidenta de la CNEA, Norma Boero y el Gerente de Área del Carem, Osvaldo Calzetta, también estuvieron presentes el presidente de Nucleoeléctrica Argentina S.A., José Luis Antunez y el directorio de la Autoridad Regulatoria Nacional, compuesto por Francisco Spano, Elena Maceiras y Julián Gadano.

EL CAREM 25
El Proyecto CAREM -originalmente, sigla de Central ARgentina de Elementos Modulares- le permite reafirmar a nuestro país su capacidad para el desarrollo y puesta en marcha de centrales nucleares y perfilarse como uno de los líderes mundiales en el segmento de reactores de baja y media potencia.

Estor reactores tienen una gran proyección para el abastecimiento eléctrico de zonas alejadas de los grandes centros urbanos o polos fabriles con alto consumo de energía y ofrecen también otras prestaciones, como ser desalinización o provisión de vapor para diversos usos industriales.

El primer prototipo CAREM será emplazado en la localidad de Lima, Provincia de Buenos Aires, donde ya se encuentran avanzadas de infraestructura del predio, incluido el edificio que contendrá el reactor.

Generará una potencia de 25 megavatios eléctricos y observará todas las características de las centrales CAREM, reconocidas en los foros especializados como una alternativa más evolucionada que los reactores que se encuentran en operación o construcción en todo el mundo, particularmente por el riguroso estándar de seguridad que obtienen mediante soluciones de alta ingeniería que simplifican su construcción, operación y mantenimiento.

Las centrales CAREM prevén que -al menos- el 70% de sus insumos, componentes y servicios vinculados sea provisto por empresas nacionales calificadas bajo los estándares internacionales de calidad supervisados por la CNEA.

De esta forma, el Proyecto CAREM25 será también un dinamizador del sector industrial – tecnológico de punta en nuestro país.

Server Luján

Te puede interesar

bandad ancha

Comienzan las pruebas y ensayos para conexiones 5G en el país

Entre el 15 y 19 de marzo, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) reunirá en …

Deja una respuesta