Día Latinoamericano contra la Obesidad

Hacerle frente a la obesidad infantil

En el marco del Día Latinoamericano contra la Obesidad, celebrado el 11 de octubre, los nutricionistas proponen diversas recomendaciones para combatir la obesidad infantil.

Día Latinoamericano contra la Obesidad

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la obesidad se define como la acumulación anormal o excesiva de grasa, la cual puede resultar perjudicial para la salud. Esta situación, que afecta a todos por igual, se encuentra sufriendo un aumento a nivel mundial entre los lactantes, los niños y los adolescentes.

El organismo advierte que, en el caso de que se mantuvieran las tendencias alimentarias actuales, para 2022 existiría mayor población infantil y adolescente con obesidad que con insuficiencia ponderal (un peso por debajo del saludable).

Para prevenir esta afección que deteriora el estado de salud de los niños, como la educación y su calidad de vida y promover habitos alimenticios saludables, la Licenciada Sandra Costa (MN: 1199).

– Servir porciones con un tamaño previamente estipulado por un especialista.

– Reducir la alimentación basada en un consumo excesivo de grasas saturadas, azúcares refinados, harinas refinadas o golosinas.

– Cambiar las bebidas con alto aporte calórico por agua o jugos naturales.

– Incorporar 5 porciones de frutas y verduras de manera diaria. Pueden ser ofrecidas en el postre de cada comida y el resto de las porciones puede incluirse en el desayuno y/o la merienda (por ejemplo los licuados con leche), como colaciones a media mañana o media tarde, o jugos exprimidos. Por el lado de las verduras, pueden acompañar una porción de carne en cada comida ya sea como ensaladas, verduras cocidas, hervidas o grilladas.

– Incluir leche y productos lácteos bajos en grasa o descremados. Se recomiendan tres porciones por día, una taza, tanto en el desayuno como en la merienda, y una tercera porción que puede incorporarse a partir de postres (flanes, arroz con leche).

– Cambiar las golosinas por yogurts, frutas, ensalada de frutas, barras de cereal, galletitas con cereales integrales, alfajores a base de galletas de arroz, galletitas dulces en envases individuales (no sólo se debe tener en cuenta el tipo de alimento sino también la cantidad), frutas disecadas y frutos secos.

– Optar por carnes magras, aves, pescado, lentejas y porotos para ingerir proteínas.

A su vez, la Licenciada Costa advierte: “Los chicos pasan la mayor parte de los días inmóviles, sentados en el colegio y, después, mirando la televisión, frente a la computadora o los videojuegos durante varias horas”.

Día Latinoamericano contra la Obesidad

Para revertir esa situación, recomienda:

– Practicar deportes como futbol o natación.

– Dar un paseo por el barrio.

– Hacer concursos de baile

– Volver del colegio caminando o andando en bicicleta, patines o monopatín

– Jugar juegos que impliquen movimientos de los niños: caminar a paso rápido, correr para que no me alcancen, saltar la soga.

“Con un enfoque multidisciplinario, apoyo de los padres y del equipo de especialistas, el niño podrá enfrentar la obesidad y tener una mejor calidad de vida”, concluye la Licenciada Costa.

Te puede interesar

SUH

Prevención de enfermedades transmitidas por alimentos

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) -causado por la bacteria Escherichia coli-, puede encontrarse en la …

Deja un comentario