Guardiamarina lujanense volvió del viaje en la fragata Libertad

Luego de más de 6 meses de navegación, la fragata ARA “Libertad” y sus 351 tripulantes regresaron a Buenos Aires. Entre ellos una joven lujanense, Florencia Soledad Fleita de 27 años y relató su experiencia a bordo como flamante Guardiamarina de la Armada Argentina.
Guardiamarina lujanense volvió del viaje en la fragata
Florencia Soledad Fleitas emprendió el 23 de abril el Viaje de Instrucción Naval N° 45 a bordo del buque escuela argentino como Guardiamarina en Comisión para egresar como Oficial de Marina, a su regreso. Un viaje de estudio donde los cadetes del último año de la Escuela Naval Militar (ESNM) completan su formación para servir a la Patria y dedicar su vida al mar.
“Este viaje es más que un viaje para conocer el mundo; ha sido un continuo desafío desde el primer paso que di sobre la planchada del buque, antes de partir. La fragata significó para mí un aprendizaje y un sueño hecho realidad; y para mi mamá, un gran orgullo”, destacó Florencia Fleitas.
Al viaje lo realizó junto a sus compañeros de la Promoción 145° del Cuerpo Comando (CC) Escalafón Naval y las Promociones 144° del mismo Escalafón; 79° y 80° del CC Escalafón Infantería de Marina; y 100° y 101° del Cuerpo Profesional Escalafón Intendencia.
“Se cumplieron todas mis expectativas El viaje fue más de lo que esperaba. Estar lejos y ver otras culturas nos hace valorar la nuestra. En los puertos que visitamos la gente queda maravillada con la fragata y les explicamos lo que hacemos a bordo: que estudiamos, rendimos, tomamos responsabilidades como estar de guardia en el Puente de Comando, y que conocemos los Departamentos del buque y sus Cargos. Fue gratificante”, explicó Florencia.
Guardiamarina lujanense volvió del viaje en la fragata
Durante este viaje la fragata arribó a más de 10 países y puertos extranjeros de América y Europa. Estuvo en Recife y Río de Janeiro (Brasil), Montevideo (Uruguay) Baltimore, Norfolk y Nueva York (Estados Unidos); Ámsterdam (Holanda), Brest y Toulon (Francia), Liverpool (Reino Unido), Dublín (Irlanda), Ferrol y Cádiz (España), Civitavecchia (Italia) y El Pireo (Grecia).
Cada vez que su mamá veía una publicación y encontraba noticias sobre la fragata, la compartía “nos siguió atenta durante toda la travesía, se siente muy orgullosa y se emociona por lo que hacemos y por lo que la fragata representa”, habló Florencia quien estuvo casi 200 días fuera del país.
“Y nuestra carrera todavía no empezó, me queda tanto por conocer y aprender… así que espero aprovechar todas las posibilidades. Recuerdo que cuando ingresé a la Armada me llamó la atención una frase ´vivir distinto´, al principio no lo entendía hasta que empecé a transitar la escuela y cada año me hizo entender al anterior y la importancia de la formación, la disciplina y los valores”, destacó la joven lujanense.
Guardiamarina lujanense volvió del viaje en la fragata
Contó que le gustaría seguir con la especialidad en Artillería y le interesa también el Buceo, pero aún falta tiempo para esa elección aseguró: “el rumbo puede cambiar porque una crece un montón año a año en la Institución”.

Ese rumbo en la vida de Soledad cambia constantemente aunque el cambio fue rotundo cuando decidió ingresar en la Escuela Naval Militar, “había llegado a cuarto año de la carrera de Contador público y dejé todo, encontré mi lugar en el mundo, valió la pena”, enfatizó.

La vocación de servir a la Patria
Florencia Soledad Fleitas nació en Luján en 1989, su familia es su mamá, y se crió alejada de la ciudad en la tranquilidad y el verde del campo. Considera a sus amigas como hermanas. Hizo la primaria y la secundaria en el Colegio Hermanos Maristas de la localidad. Entrenó desde los 13 años atletismo, corriendo casi profesionalmente guiada por Darío Pignataro.
Luego de la secundaria, empezó Contaduría, a trabajar y cambió el deporte por la salsa y la bachata aunque siguió sintiendo que las horas del día no le alcanzaban. Así comenzó a buscar la forma de organizarse mejor, quizás una carrera militar podría brindarle el ordenamiento que estaba buscando y se puso a investigar por Internet.
Quería ser parte de la Armada Argentina. Abandonó la carrera, el trabajo, su auto y hasta un novio que tenía. Su mamá intentó retenerla –seguramente movilizada por la nostalgia y la ausencia de su principal compañera– “´no va a ser fácil y vas a estar lejos de casa´ me dijo, sin embargo me apoyó cuando decidí ingresar, como siempre lo hizo”, apuntó Florencia.

Y sin conocer la Institución se encontró con un lugar soñado: “la Escuela tenía pileta, cancha de atletismo, exigencia académica, estructura, era perfecto para mí; aunque realmente no tenía idea a lo que me estaba enfrentando. Siempre fui muy inquieta y busqué la independencia, la culpa la tiene mamá porque ella es así”, sonrió. Su mamá le demostró con el ejemplo que a base de sacrificios, se consigue lo que uno quiere y lo que sea en esta vida.
Durante la primera visita a su casa, después del reclutamiento, Florencia le confiesa a su mamá con lágrimas en los ojos que todo era muy difícil… “ella me abrazó y me recordó que la vida nunca fue fácil para nosotras y esas palabras fueron todo lo que yo necesité para seguir adelante”.
“Aprendí muchas cosas nuevas, adquirí sentido de pertenencia a la Armada a la que considero un lugar de oportunidades, de aprendizajes, y donde particularmente yo reforcé mis valores. Descubrí que detrás de la Institución hay muchas personas, esfuerzo, trabajo, y familias enteras apoyando a cada uno de nosotros con su vocación de servicio. Pienso que la Patria somos todos, desde mi mamá –que para mí es lo más importante– hasta cada uno de los argentinos”.
Después de cursar los años en la Escuela Naval Militar, y regresar el 5 de noviembre del Viaje de Instrucción, Soledad finalizó su formación Naval y ahora la espera una nueva etapa en su carrera. “Deseo crecer y ser mejor profesional y persona, para mí y para la Institución a la que sirvo; y es por eso que sigo eligiendo esta vida”, concluyó la flamante Guardiamarina Fleitas.

Fuente: Gaceta Marinera

Server Luján

Te puede interesar

Clínica San José

Trabajadores de Clínica San José van al paro

Los trabajadores de la Clínica San José inician una medida de fuerza por atrasos en …

Deja una respuesta