Columna de opinión:
Finalizó el Cambio Climático y comenzó la Ebullición Global

Estacion Lujan WebRadio

¿Cómo se entiende el mensaje? los políticos argentinos hablan de sequía mientras desde Organismos internacionales, ya se habla de Ebullición Climática, pero son simplemente puras proclamas políticas lo que se expresa en este país porque NADIE hace NADA, ni se preocupan de lo que está sucediendo en el Planeta.

ebullición global

Por Cristián Frers
Deberían impulsarse las energías sustentables (eólica, solar, mareo motriz, biocombustibles) pero YA, no mañana, cada vez queda menos TIEMPO.
“La era del calentamiento global ha terminado, ahora es el momento de la era de la ebullición global. El cambio climático está aquí. Es aterrador” sentencio António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), al elevar un urgente llamado a los líderes mundiales sobre los efectos que está generando el calor en la Tierra.

Es que llegamos al punto que siempre se ha advertido: el cambio es dramático; temperaturas increíbles, cambios en la dinámica de los océanos, cambios en el compartimiento de los organismos, catástrofes naturales y afectaciones en la salud de millones de personas. Ante estos eventos, el Secretario expreso “El aire es irrespirable, el calor es insoportable. Y los niveles de beneficios que generan los combustibles fósiles y la inacción climática son inaceptables. Los líderes deben liderar. Basta de vacilaciones. Basta de excusas. Basta de esperar a que otros se muevan primero”.

Sahumerios El Sensei

De acuerdo con lo referido por Cristian Frers – Técnico Superior en Gestión Ambiental, “ni siquiera nos hemos preparado lo suficiente para contestar a la pregunta sobre los sacrificios que estaríamos dispuestos a realizar. Estamos, en la fase en la que debemos tomar consciencia de la gravedad de lo que significa el calentamiento del planeta y cómo nos afectará, lo queramos o no. Por ello es que creo que se trata de un asunto sobre el que debemos conversar en el seno de nuestras familias. Es necesario prepararnos para cambios de carácter estructural. Cada vez son más alarmantes los síntomas de los peligros que nosotros mismos estamos creando para nuestros hijos y nietos”. Esto lo expresaba el 9 de diciembre del 2019 en el medio “Urgente 24”.
El cambio climático está sobre nosotros y viene empeorando, ya se ha superado el punto de “NO retorno”. Las dinámicas han llegado a un punto en que ni siquiera la misma naturaleza nos habla diciéndonos lo que está pasando.

ebullición global

El anuncio reciente de la ONU no es ni siquiera una advertencia, es un mensaje al mundo de que debe reflexionar. Miren a su alrededor, sino hacemos algo para reducir estos impactos, estamos afectando nuestra supervivencia.
Sería importante que gran parte de la clase política y la población en general abandonaran la obsesión por las energías fósiles y acompañaran la transición hacia las energías renovables. La situación debe cambiar con urgencia.
La Tierra está sufriendo de fiebre y está no es una buena señal. La culpa es de todos. De la sociedad humana, con sus perversiones, su irresponsabilidad, su corrupción, sus intereses, su egoísmo, su hipocresía.
Si la Tierra está molesta, cada vez más enojada, es por culpa de todos. Cada vez le hacemos más daño. Y cuando la culpa es de todos, no significa que ella no sea de nadie en particular. Es de cada uno, según su grado de responsabilidad.
Estamos muy enfermos, y no nos damos cuenta. Enfermos de soberbia, de materialismo, de codicia. Pero podemos reaccionar. Podemos hacer un examen de conciencia; entrar en conversiones con nuestro ser profundo, con la parte elevada que hay dentro nuestro y ver si podemos cambiar, aunque sea en algo. Antes de que sea demasiado tarde.

ebullición global

Sólo tenemos un planeta y debemos conservarlo como un tesoro. El calentamiento del planeta es un riesgo que no podemos permitirnos el lujo de seguir desconociendo.
Si no cambiamos nuestro rumbo y simplemente nos detenemos a observar que nuestra localidad, nuestra provincia, nuestro país o nuestro planeta colapse, seremos más odiados que ninguna otra generación que haya existido. Podrán observar que teníamos información más que suficiente para comprender los problemas que hemos provocado y verán con igual claridad que fallamos para salvar a la Naturaleza. Y nos odiaran por eso porque habremos cambiado nuestro confort por su futuro.

Cristián Frers – Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social (Periodista).