Columna de Opinion:
En Argentina estamos en Default Ambiental

El 27 de junio del 2018 escribí en mi pagina de Facebook “Que podemos hacer por la problematica ambiental?” Tenemos dos caminos para reducir nuestro impacto ambiental y sus efectos: comportarnos como el villano de la película y exterminar a la mitad de la población o permitir que los individuos libremente mejoren su productividad.

En otras palabras, la dinámica de creación e innovación en una economía libre lleva a generar bienes y servicios cada vez más eficientes, más amigables con el ambiente y más adecuados para su fin, a la vez que se busca utilizar recursos más abundantes y renovables. Evidentemente, en algo estamos fallando porque el 24 de junio del 2022 Argentina ingreso en Default Ambiental.

Otro déficit en el país. Silencioso. Grave. Ignorado. Lo tapan las urgencias locales. Tiene que ver con la forma en que un Estado utiliza los recursos naturales de los que dispone. La Argentina ingresó este viernes en “default ecológico”, de acuerdo con un índice global que explica en parte las diversas penurias productivas, culturales y sociales que se viven dentro del territorio.
Basado en datos de la Huella Ecológica, que mide los recursos naturales que tenemos y cómo los utilizamos, este año 2022. el Overshoot Day o Día del Exceso de la Tierra en Argentina es el 24 de junio, momento a partir del cual nuestro país agotará los recursos naturales disponibles para todo el año y generará una nueva deuda ambiental.
Para nuestro país, la fecha es un mes antes que el promedio global y los datos dejan en evidencia que si todo el mundo viviera como lo hacemos en Argentina, se necesitarían alrededor de dos planetas para abastecer los recursos naturales que sostienen nuestro sistema de producción y consumo.
Hay muchas estrategias que permiten combinar lo económico, lo social y lo ambiental y no podemos seguir esperando para ponerlas en marcha. Estamos en números rojos, cada año la situación empeora y la deuda ambiental se agranda. Es imprescindible poner el foco en la regeneración, la eficiencia y la sostenibilidad en el aprovechamiento de los recursos ecológicos. La naturaleza nos ha dado indicadores de su capacidad de respuesta si reducimos nuestra huella ecológica, recordándonos que necesitamos mucho más al planeta, de lo que él nos necesita.

“Es necesario tener en cuenta que Argentina no es de los principales consumidores de recursos ni contaminadores a nivel global”, expresa Juan Cabandié, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, “Nuestro país, así como muchos de los países de la región, hacen posible que el mundo sostenga estos niveles de huella ecológica a partir de la preservación de sus bienes naturales”.
Sin embargo, admite: “Esto es una evidencia más de la forma en la que estamos planteando nuestros modelos de producción y consumo, y nuestra forma de relacionarnos con nuestro entorno, que no son sostenibles. Debemos modificar nuestras prácticas productivas y el transporte urbano, comercial y de carga, transformar la matriz energética, además de aumentar las áreas protegidas”.

La política ambiental es la fijación de un conjunto armónico e interrelacionado de objetivos, que se orientan al mejoramiento del ambiente y al manejo adecuado de los recursos naturales. A estos objetivos se deben incorporar decisiones y acciones específicas destinadas al cumplimiento de los mismos, con el respaldo de normas, instituciones y procedimientos que permitan lograr su funcionalidad. Sin embargo, no se hace NADA a nivel municipal y… Me refiero a las municipalidades en cada provincia. En cada Provincia y en la Nación. El ambiente no le interesa a nadie en Argentina.
En Carmen de Areco – Provincia de Buenos Aires, desde el año 2005 que he querido implementar humedales artificiales, que es un sistema biotecnológico creado por los humanos que copian el funcionamiento de un humedal natural para evitar que la contaminación por fosfatos (detergentes) y otras sustancias lleguen a un rio… Me cansé de llevar propuestas en el municipio durante los años que viví en la localidad. El sistema que quise aplicar está relacionado con la economía circular del agua, ya que las aguas residuales contienen recursos aprovechables como el nitrógeno y el fósforo, nutrientes que pueden ser valorizados mediante la aplicación de distintas tecnologías de tratamiento de aguas. Entre estas tecnologías se encuentran el uso de humedales artificiales.

default ambiental

En el año 2015 inicie una denuncia en la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires por la eliminación de fosfatos expediente 1999/15, estamos en el año 2022 y… NADA, se sigue contaminando. ¿Cuánta agua NO se hubiese contaminado si “alguien” se haría cargo del problema y de la solución? Y, así como hablo del agua podría hablar de la basura, de la educación ambiental, de la política ambiental, del desarrollo sustentable, de la fauna urbana, entre otros temas.

Nuestra generación se enfrenta a la oportunidad más extraordinaria de grandeza que ninguna otra generación en la historia de la humanidad haya tenido jamás. Si no cambiamos nuestro rumbo y simplemente nos detenemos a dejar que el tiempo transcurra seremos más odiados que ninguna otra generación que haya existido. Las futuras generaciones sabrán que nosotros éramos conscientes de la peligrosa explosión demográfica de nuestra especie, de la pérdida de la biodiversidad, del calentamiento global, de la contaminación de los mares, el aire y la tierra, del adelgazamiento de la capa de ozono. Podrán observar que teníamos información más que suficiente para comprender que los problemas que habíamos provocado requerían de soluciones: y verán con igual claridad que fallamos para actuar con la fuerza suficiente para salvar a la Tierra. Y nos odiarán por eso… porque habremos cambiado nuestro confort por su futuro.

Cristián Frers – Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social (Periodista).

Serverlujan, Servicio ténico informático