Opinión: Generando empresas sustentables

La irresponsabilidad ambiental de la mayor parte de las empresas son una de las principales causas del deterioro ambiental que vive el planeta.

Se trata de una actitud empresarial que se expresa tanto en daños locales, como regionales y globales.

En un mundo donde los desafíos ambientales y sociales son cada vez más apremiantes, es crucial reflexionar sobre el papel que desempeñan las organizaciones en la promoción de prácticas sostenibles.

Un mundo de empresas sustentables

La creciente atención a los aspectos ambientales, sociales y de gobierno corporativo, ha trascendido más allá de las operaciones cotidianas de las empresas para convertirse en un elemento central de su agenda. Los líderes ejecutivos son figuras clave en esta transformación, ya que su capacidad para influir en las decisiones estratégicas los convierte en agentes de cambio significativos. Al priorizar la sostenibilidad ambiental, la responsabilidad social y una buena gobernanza, generan nuevas oportunidades y crean valor a largo plazo para sus organizaciones.

Es muy importante tener una buena gestión empresarial para apostar por el desarrollo sostenible. El mundo empresarial no puede permanecer ajeno a la concienciación medioambiental. Además, la ecología ofrece innovaciones que benefician a ambas: favorecer al medio ambiente y al desarrollo económico. El compromiso medioambiental debe formar parte de las empresas.

Las empresas apuestan por gestionar de forma positiva el medio ambiente.
El cambio de actitud es un reto local, regional y global que traspasa fronteras. Son fundamentales en la lucha por cuidar el mundo y hacerlo más sostenible ya que afectan de forma directa en la gestión del medio ambiente. Asimismo, es una oportunidad para la innovación y crecimiento.

El 74% de los líderes ejecutivos reconocen la influencia de las iniciativas en la conexión con la marca empleadora. Esto subraya la importancia de las prácticas sostenibles en la consolidación de una cultura empresarial sólida y atractiva que atrae y retiene al talento más calificado.

Particularmente en Argentina, la creciente demanda de roles especializados en sostenibilidad, como Director de Sustentabilidad o Gerente de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa, reflejaría el reconocimiento de las empresas sobre la necesidad de integrar la sostenibilidad de manera que esta se convierta en parte del negocio mismo. Esto implicaría conformar equipos que compartan un lenguaje común con las distintas unidades para crecer de manera armoniosa con el medio ambiente y las sociedades en las que operan. Quienes ocuparían estas posiciones no solo están encargados de mitigar el impacto ambiental de las operaciones, sino también de impulsar iniciativas que promuevan el bienestar social y la transparencia en la gobernanza corporativa.

Un tema interesante es el diseño de una política de reciclaje. Independientemente del sector al que se dedique la empresa, seguro que se generan una serie de residuos. Además de reciclar correctamente papel o plástico en la oficina, a lo largo de la cadena productiva se genera una serie de residuos que deben reciclarse correctamente. Pero no se debe quedar ahí, cuando hay una renovación de equipos o muebles, también se debe intentar reutilizar y reciclar lo máximo posible.
La gestión de residuos es fundamental para reducir el impacto en el medio ambiente. También se pueden reutilizar. Por otro lado, hay residuos que pueden ser tóxicos, por lo que se deben respetar los procesos que se requieren para evitar la contaminación.

Buscándole un camino a la problemática ambiental

Los consumidores juegan un papel importante en la promoción de una verdadera responsabilidad ambiental de las empresas, porque tienen el derecho a conocer sus prácticas ambientales y a difundir esta información entre el resto de la población. Además, tienen derecho a elegir productos y servicios que respeten el medio ambiente y a rechazar aquellos que no lo hacen; de esta manera, ejercen su responsabilidad como consumidores.

Adoptar un enfoque ecológico parece ser la mejor manera de ayudar al medio ambiente desde la empresa. Muchas empresas simplemente se adaptan a la normativa relacionada con el medio ambiente para evitar sanciones por su actividad, pero esto no es suficiente. Se deber ir un poco más allá de lo que dice la legislación y asumir desde la empresa ese compromiso individual relacionado con el cuidado y respeto del medio ambiente en el que se opera. Es una cultura de empresa responsable, que debe llegar a todos los trabajadores.

Aquellas empresas que logren integrar exitosamente los principios sustentables en su cultura organizativa no solo estarán mejor posicionadas para enfrentar los desafíos futuros, sino que también serán vistas como líderes en sus respectivas industrias.

Cristián Frers – Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social (Periodista).

Te puede interesar

Parque Invernal Luján

Presentaron oficialmente el Parque Invernal Luján

Este sábado, el Municipio llevó a cabo la apertura oficial del Parque Invernal Luján, una …