Columna de opinión

El medio ambiente no les interesa a los políticos

Argentina no posee una política clara en relación al medio ambiente. Nunca se trazó para todo el país y sus diferentes regiones una línea de trabajo integrada que aborde los principales aspectos como bosques, residuos, glaciares, biodiversidad, cambio climático, áreas protegidas, entre otros temas.

greta-thunberg-medioambiente

Todo es por falta voluntad política ya que hay mucho desinterés de parte del gobierno y de los funcionarios públicos en relación a estos temas.

La campaña electoral argentina parece esquivar las cuestiones medioambientales. El tema no figura en el spots de los candidatos. Tampoco en los discursos ni en los debates presidenciales. Los “expertos” señalan que se debe al enorme protagonismo que cobro la economía durante la campaña del 2019, relegando a un segundo plano al tema ambiental.
El tema ambiental no está instalado en la dirigencia política en general. Y menos a través de los grandes medios.

Esta campaña viene siendo muy poco propositiva, centrada en la cuestión económica y en la dicotomía de volver al pasado o no.
No se ve un ejercicio juicioso de planificación ambiental para el país ni un planteamiento de desarrollo sostenible, que armonice el crecimiento que se pretende tener en renglones importantes de la economía, con el desarrollo de buenas prácticas que eviten el deterioro ambiental de nuestros ecosistemas que, aunque ya se ha repetido en muchas ocasiones no sobra repetir, son la mayor riqueza de este país.
Muchas veces esta falta de coordinación y de planificación de las acciones de los gobiernos ha derivado en una total ineficacia de sus políticas, y ha significado, en las cuestiones ambiente y de infraestructura, la necesidad de volver al principio, a cero.
Me pregunto se los actuales “expertos” que asesoran a los funcionarios públicos y políticos… ¿Alguna vez, escucharon hablar y se interiorizaran en que consiste la ECONOMIA CIRCULAR? Y si no lo saben sería interesante en empezar a cambiar a los “expertos” o llamar a gente que realmente este comprometida con la gestión ambiental, ya que el medio ambiente debe convertirse en una política de estado.
La economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos. Esta economía es generadora de empleos.
Se optimiza la utilización de los flujos de materia y energía tomando como base el funcionamiento de los ecosistemas: se usa la menor energía posible y todo se reutiliza. En la naturaleza no existen residuos, todo se convierte en abono.
Si podría utilizar a nivel local en distintas localidades, continuar por las provincias y finalizar utilizándolo a nivel nacional… ¿Es tan difícil?
Los residuos sólidos urbanos o la basura que generamos en nuestros hogares no son ajeno a este tipo de economía. Una buena gestión consta de diferentes etapas que incluyen la generación, el transporte, la separación, la transformación y finalmente la disposición final de los residuos, que por lo general finalizan en basureros a cielo abierto sin ningún tipo de gestión. En una economía circular la proporción del material que llega a la disposición final debe ser mínima.
Se podría empezar a promocionar esta economía por la basura y luego trasladarla a otros recursos naturales como agua, cambio climático, biodiversidad, bosques y montes, suelos, aire.
En definitiva, para establecer una economía circular efectiva es necesario cerrar el círculo de los ciclos de vida de los productos.
Las futuras generaciones sabrán que nosotros sabíamos de la peligrosa explosión demográfica de nuestra especie, de la pérdida de vegetales y animales, del calentamiento del planeta, de la contaminación de los mares, el aire y la tierra, del adelgazamiento de la capa de ozono, de la crisis energética. Podrán observar que teníamos información más que necesaria para entender que los problemas que habíamos provocado requerían de soluciones: y verán con igual claridad que fallamos para actuar con la fuerza suficiente para salvar al ambiente. Y nos odiaran por eso porque habremos cambiado nuestro confort por su futuro.

Cristiáón Frers – Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social (Periodista).

Te puede interesar

Abuso infantil en la Provincia

Aldeas Infantiles: Contra el abuso sexual

El 19 de noviembre es el Día Mundial para la Prevención del Abuso contra los …

Deja un comentario