Economía:
El gobierno presentará los nuevos billetes con próceres

El Gobierno nacional presentará oficialmente el lunes 23 de mayo los nuevos billetes que reemplazarán a los que circularon durante la presidencia de Mauricio Macri.

nuevos billetes 2022

Los cambios más importantes apuntan al regreso de los próceres nacionales (que habían sido reemplazados por imágenes de animales), con un criterio que asimismo contempla la paridad de género.

El presidente Alberto Fernández lo había anunciado en el acto organizado por el 171º aniversario de la muerte del General San Martín que tuvo lugar el 17 de agosto del año pasado. “No sé a quién se le pudo ocurrir sacar al general San Martín de los billetes y reemplazarlo por un animalito, como si pudiéramos no recordar a nuestros patriotas”, había declarado el mandatario en el marco de la conmemoración del prócer.

Entre los próceres confirmados se encuentran José de San Martín, Manuel Belgrano, Juana Azurduy y Miguel de Güemes.

El alcance del proyecto no se limita a la sustitución de figuras animales por próceres: por primera vez, se implementará un criterio de paridad de género, con la incorporación nuevas figuras femeninas representantes de la moneda nacional.

El anuncio ya había despertado críticas en el arco opositor, con especial énfasis en el gasto que implica llevar a cabo las modificaciones. Luis Petri fue quien cuestionó la medida en enero de 2020, cuando sostuvo que el gasto ascendía a $6000 millones, a partir de lo cual el Gobierno dispuso que el cambio se realizaría “gradualmente”.

Mas efectivo, menos valor:

Un informe de la asociación de bancos argentinos afirmó que solamente en el mes de marzo los bancos debieron poner en la calle 1.500 millones de pesos para abastecer las necesidades de efectivo de la economía argentina.

A pesar del auge de los medios de pago digitales que trajo la pandemia, que hizo crecer el uso de tarjetas de débito y crédito, transferencias, pagos con código QR y billeteras electrónicas, entre otros, el efectivo sigue siendo imprescindible.

La inflación va más rápido que cualquier clase de digitalización. ¿Un ejemplo? El billete de 1000 pesos, con poder de compra por apenas 5 dólares, cada vez es más insuficiente y fabricar cada uno de ellos cuesta 1,90 dólares. Los bancos se quejan de los permanentes gastos que les exige el movimiento de efectivo en materia de traslados, seguridad, atesoramiento y desgaste de la red de cajeros automáticos.

Serverlujan, Servicio ténico informático