Consejos para un consumo responsable y seguro del gas natural

Especial Virus

Ante el Aislamiento Preventivo y Obligatorio determinado por el Gobierno Nacional para hacerle frente al brote de Coronavirus Covid-19, nos encontramos permanentemente en nuestros hogares junto a nuestras familias.

Por ello, ahora y más que nunca tenemos que hacer un uso responsable y racional del gas. Le acercamos algunas recomendaciones y sugerencias que te ayudaran a usar eficientemente el gas natural en tu hogar.

Para Calefacción

• Calefaccionar sólo aquellos ambientes donde haya gente y a una temperatura razonable (18° C aprox.). Las estufas y los radiadores no deben ser tapados ni con cortinas ni con muebles. De esta manera se evitan accidentes y se mejora el aprovechamiento calórico.
• Utilizar el termostato para regular la temperatura adecuada en los ambientes. No abra la ventana para bajar la temperatura.
• Reducir las infiltraciones de aire en puertas y ventanas usando burletes y simultáneamente controlar que haya una ventilación correcta.
• No obstruir rejillas de ventilación
• No utilizar artefactos de calefacción para secar prendas.
• Usar ropa abrigada dentro de la casa.



Para Agua Caliente

• Utilizar el agua caliente sólo cuando sea necesaria, y calentarla a temperatura suficiente. No derrochar agua ni gas que son recursos limitados.
• Si tiene calefón, regular la temperatura del agua con la perilla o botonera. Evite mezclar el agua caliente con el agua fría. Así ahorrará gas y prolongará la vida útil del artefacto.
• Usar la ducha con flor en buen estado y que disperse bien el agua.
• Si tiene termotanque, regular su temperatura y aislar térmicamente el artefacto cuando está colocado fuera de la vivienda.
• Al ducharse, hacerlo en un tiempo razonable.
Para Cocción

• Nunca usar las hornallas y/o el horno para calefaccionar los ambientes.
• Usar el horno con moderación (el gasto de gas de 1 horno equivale al de 3 hornallas chicas).
• Cocinar con la olla tapada y reducir la llama cuando se llegue al punto de hervor.

• Ajustar la llama de las hornallas al diámetro del fondo de los recipientes y manténgalos tapados. La llama que sobresale no aporta mayor calor al recipiente y si está destapado se pierde temperatura.
• Cuando alcance el punto de ebullición, disminuya la llama. Cuando alcance el punto de cocción, apáguela.

El Piloto
• Mantener el piloto encendido sólo cuando se usan los artefactos.
• Si cambia de calefón o termotanque, elegir siempre los más eficientes: los Clase A.

Te puede interesar

Frutas, verduras y el frío

Frutas, verduras y el frío… ¿Son compatibles?

Cuando se va el calor y empiezan a llegar los primeros fríos, comenzamos a escuchar …

Deja una respuesta