Cambio de hábitos, lo que hacemos mal en el super

Especial Virus

La crisis del covid-19 nos obliga a extremar la precaución cuando salimos de casa, no solo para evitar contagiarnos, sino también y sobre todo para evitar contagiar a los demás.

Por :Juan Mariano Silvera
En actos tan cotidianos como hacer las compras en el súper, hay algunas prácticas de las que no somos conscientes y que pueden poner en peligro nuestra salud y la de las personas que nos rodean.
Es algo de lo que me di cuenta y me genero cierta impotencia y de ahí que observe muchos de estos errores cuando yo mismo realizaba las compras entendiendo que es «porque no lo tenemos interiorizado y no somos conscientes», y advirtiendo que es importante que «reflexionemos sobre estos habitos cada vez que vamos al súper» teniendo en cuenta que nuestro mayor miedo no debe ser contagiarnos «sino que nosotros contagiemos», porque podemos ser portadores asintomáticos.

Repasamos qué son todas esas pequeñas cosas en las que cuales tenemos que detenernos a pensar cada vez que vayamos a hacer las compras:

1 – No te toques la cara,seré insistente en esto no te toques la cara,ok.
Es la recomendación más importante de todas y la que debemos tener siempre presente cuando salimos de casa.
El coronavirus se transmite sobre todo a través de las gotas respiratorias que se propagan cuando una persona infectada tose, estornuda o exhala.
Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. Por eso durante todo el proceso de compra debemos evitar tocarnos la cara con las manos, y en cuanto lleguemos a casa hay que lavárselas correctamente–con agua y jabón o con solución 70/30 de alcohol y agua.

2 – utilizar el celular
Muchas veces aprovechamos a mirar, a hacer la compra para enviar en wassap . O de consultar y asegurarnos de que no nos falte nada.
No hay problema en llevar el CELU, pero que es importante saber «que es uno de los focos de transmisión».
De esta forma, si tocamos el celu con los guantes, ya quedarían las manos expuestas como si no los lleváramos.
Otra práctica que podemos ver de forma habitual es la de bajarse el barbijo para hablar por teléfono.
Recordá que no podemos tocar el barbijo por la zona central, sino que hay que quitársela por las gomas y «taparse la nariz y la boca con ella» cuando la llevamos. Al final, si nos tocamos el barbijo para hablar con el celu y tocamos el teléfono con los guantes y las manos, todas las precauciones que hemos tomado quedan inutilizadas.
Del mismo modo, si estamos hablando con el celu cerca de los productos, exponemos estos y la zona que nos rodea las gotículas que propagan el virus.
Además, como ya hemos recordado en otras ocasiones, es recomendable mantener el celu limpio y no compartirlo.

3 – Cubrebocas.
Ante la obligatoriedad del uso del mismo ,cubre boca ,barbijo,etc y al no haber barbijos sanitarios para todo el mundo y de haberlos impactaria en la economía hogareña .Se impulsa a utilizar cubre bocas o barbijos caseros Dejando claro que estos tienen «propósitos meramente higiénicos» y que no es un Equipo de Protección, ni tampoco un Producto Sanitario».
Es mejor ir al supermercado con un barbijo casero, un pañuelo o bufanda, o no llevar nada?.
«Si queremos ir a comprar con un cubrebocas, barbijo casero o un pañuelo de tela, ok, pero lo más importante es que no nos olvidemos del resto de recomendaciones». Así, que recordá que el barbijo de tela no evita el contagio, pero puede ayudar a reducirlo como «una barrera más». Eso sí, hay que seguir manteniendo la distancia de seguridad de metro y medio, y mantener una frecuente higiene de manos porque si no, no va a servir de nada, No hay que toquetearlo con las manos y hay que ponérselo y quitárselo correctamente.

4 – El lío de los guantes.
Otro de los errores más frecuentes que comentemos al ir al súper es la forma en la que usamos los guantes.
No es necesario llevarlos: «lo que hay que llevar es el cerebro». «Cuando manipulamos cualquier cosa con los guantes, hay que pensar que estos ya son como la piel de nuestras manos”. Si llevamos nuestros guantes de es recomendable que nos los pongamos, de la misma forma que habría que ponerse si vamos a agarrar una fruta o no llevarlos.

5 – Mantener la distancia
Otro «mal habito» frecuente es retroceder en un pasillo porque se nos ha olvidado algún producto. «Tenemos que ser conscientes en todo momento de que hay que mantener la distancia de seguridad», que es de uno a dos metros.
«Si paramos, y volvemos sobre nuestros pasos es fácil que nos choquemos con alguien e incumplamos esa distancia recomendada.
6- La lista de la compras.
Para evitar todo esto, una solución muy simple: planificar bien la compra haciendo una lista.
De esta forma «reducimos el tiempo de estancia en el súper porque sabemos los productos que nos hacen falta».
Hay que hacer la «lista de forma consciente». De esta forma, si sabemos más o menos donde están las diferentes secciones en nuestro supermercado habitual, podemos apuntar «por secciones y siguiendo el recorrido que hacemos habitualmente para no tener que darnos la vuelta a mitad de camino».
Además, la planificación de la compra hará que evitemos ir al súper cada día: con cada salida a comprar nos exponemos y exponemos a los demás.

7 – Carros y canastos.
Aunque muchos supermercados limpian habitualmente las manijas de los canastos y de los carritos de la compra son uno de los lugares más contaminados del súper.
Muchos comercios facilitan gel desinfectante con el que puedes higienizar tus manos antes y después de usar las cestas y los carros, o también puedes llevar tu líquido limpiador o toallitas desinfectantes.
En cualquier caso no pasa nada si usas los canastos y los carros directamente. Se aplica entonces la recomendación más importante de todas y que tiene que estar presente todo el tiempo que estés fuera de casa hasta que puedas lavarte las manos .

8 – ¡Que si quiere bolsa!
La recomendación es que llevemos nuestras bolsas de casa. Pero ojo, hay que lavarlas. Si son de tela,y si llevan algún componente de plástico, pueden higienizarse a mano con agua y jabón.
Las bolsas son un caldo de cultivo de bacterias importante y no somos conscientes de ello, por lo que es necesario cuidar su higiene y no solo ahora en tiempos de coronavirus.

9- La zona más crítica del supermercado.
La recomendación de guardar la distancia de seguridad hay que tenerla presente en todo momento, hasta que salgamos por completo del supermercado y lleguemos a casa.
En ocasiones se nos olvida de mantener la distancia de al llegar a las cajas, o sea porque la gente va a agarrar los canastos que los clientes dejan ahí o bien porque se junta más de un comprador en la zona de embolsado.
«No hay que obsesionarse, pero es importante ser conscientes de cómo hacemos las cosas».
Las/os empleados de los comercios son las personas mas expuestas y muchas veces lo hacen en condiciones precarias, así que es importante que les demostremos nuestro respeto y apoyo.

Les dejo esta hermosa frase «Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo».
Saludos!

Juan Mariano Silvera,
Profesional gastronómico,Tec en control Bromatológico MP9257

Te puede interesar

Seguridad instalacion de las nuevas cámaras de vigilancia 2

Instalan las nuevas cámaras de vigilancia

La Secretaría de Protección Ciudadana comenzó en los últimos días la instalación de las nuevas …

Deja una respuesta