Bochornosa e intolerante protesta en el HCD impidió la normal apertura de sesiones

Enmascarados tras la legítima protesta del reclamo salarial, los representantes de los tres gremios que nuclean a los trabajadores de la municipio impidieron a fuerza de gritos, empujones y bombos la normal apertura de las sesiones ordinarias del HCD.
municipales
En medio de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo bonaerense, los gremialistas y un grupo de seguidores supuestamente trabajadores de la planta municipal, se mantuvieron en protesta durante este período refugiados en la conocida carpa montada frente el municipio, apareciendo en cada ocasión que el concejo deliberaba, momento en el cual desataron su cotillón dentro del recinto deliberativo en parte apañados por un grupo de concejales que a la sazón fungen como sindicalistas.
Es así que llegado el día de la apertura de las sesiones ordinarias del concejo, momento en el cual el jefe del ejecutivo expone ante los representantes del pueblo los logros del período anterior y los proyectos a futuro, nuevamente quienes dicen representar a los empleados de la casa municipal se hicieron presente en el recinto para reclamar por mejoras salariales, produciendo en esta ocasión un escándalo de proporciones en los que no faltaron los empujones y las amenazas a los concejales del oficialismo y con la clara intención de impedir el discurso del intendente, quien solo pudo hablar de manera interrumpida por 5 minutos.
Según explicaron varios concejales, quienes se apresuraron en aclarar su apoyo a la causa gremial, el malestar habría surgido porque el intendente no tocó en su discurso la problemática salarial que atañe a los empleados, lo que en principio habría desatado el desmedido y descontrolado accionar de este minúsculo grupo que hoy mostró su intolerancia a la vez que reclamaban por la falta de diálogo con el ejecutivo.
Tal fue el escándalo que el intendente Luciani decidió dar por terminada su alocución y emprendió la retirada del recinto no sin antes ser increpado por los presentes ante esta situación el propio presidente del cuerpo deliberativo dio por levantada la sesión.
Minutos después los revoltosos se dirigieron hasta la vereda de San Martín 550 desde donde a los gritos amenazaron con tomar la municipalidad, acompañados por una batería de insultos y ante la mirada impertérrita de los jefes gremiales y de varios concejales quienes avalaron el desmán con su presencia.

Server Luján

Te puede interesar

pro lujan

Castaños recibió al apoderado provincial del PRO

Este miércoles el referente del PRO Luján, Ignacio Castaños, recibió a César “Tuta” Torres, apoderado …

Deja una respuesta