En plena pandemia

Argentina gastará $ 30.000.000 diarios en Inteligencia

La titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño, tendrá a su cargo una jugosa cifra en pesos para destinar a acciones de Inteligencia, que representará un incremento del 35% con respecto al año anterior.

Caamaño

Durante el 2021, la AFI tendrá un incremento en la partida respecto a 2020. Sumado con los otros programas relacionados con espionaje, implican $ 30 millones por día

Elegida en 2019 por Alberto Fernández para intervenir la AFI, su intervención se prorrogó por decreto del día 11 de diciembre de 2020 por un período de 180 días. El pliego para su designación como directora de la AFI fue enviado al Senado en junio de 2020 y espera ser tratado.

Como casi todos los que estuvieron al frente de la vieja Secretaría de Inteligencia (SIDE), Caamaño no cuenta con ninguna experiencia en el área de inteligencia y, tal como recordó días atrás el periodista Omar Lavieri, lo más cerca que estuvo de una cuestión relacionada con ese mundo fue cuando manejó el área de escuchas judiciales por decisión del kirchnerismo de pasar ese sector -que históricamente estuvo en manos de ex SIDE- a la Procuración que dirigía Alejandra Gils Carbó.

Reforma y presupuesto
Uno de los objetivos que tiene Caamaño para estos primeros meses del 2021 será el de avanzar con una reforma del sistema de inteligencia, que busca potenciar la faceta analítica del organismo, reducir los umbrales del secretismo, dejar atrás la faceta de los agentes como “colaboradores” del Poder Judicial y eliminar las ocasiones propicias para el espionaje ilegal.

Mientras avanza con este nuevo proyecto de reforma, el gasto en el sector de Inteligencia continúa siendo elevado en comparación con otras áreas clave, como Educación, Seguridad y Salud. Por caso, los fondos totales en inteligencia para 2021 duplican a los destinados a programas para capacitar docentes, policías y médicos o enfermeros, tal como reveló hoy Clarín.

En la Asamblea Legislativa que lo confirmó como Presidente, Alberto Fernández anunció la intervención de la AFI y que los denominados fondos reservados del organismo pasaban a destinarse en el plan de lucha contra el hambre. Meses después, ya en pandemia y tras conversarlo con Caamaño, se decidió que esos $ 88,6 millones se utilizaran para combatir la crisis sanitaria.

Pero la de la ex SIDE no es la única caja con obligaciones vinculadas a la inteligencia en la estructura de gobierno. El Ministerio de Seguridad, el de Defensa e incluso la Corte Suprema de Justicia tienen programas específicos asignados en el presupuesto dedicados a esa tarea. Este año, en total, por todo concepto, se gastará en inteligencia un global de $ 11.104.703.330, distribuido en todas esas cajas. Equivale a unos $ 30,4 millones por día, o casi $ 1.000 millones por mes.

Quien es Caamaño:
Fiscal nacional en lo criminal, en 2015 Caamaño estuvo a cargo del Departamento de Interceptación y Captación de las Comunicaciones (DICOM), es decir la oficina de escuchas. Esa dependencia nació a la par que la AFI, por decisión de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que buscaba cambiar las prácticas de la exSIDE y reformó el organismo de inteligencia. Entre otras cosas, traspasó las escuchas, históricamente en manos de la agencia, a la Procuración General de la Nación, que estaba bajo el mando de Alejandra Gils Carbó. Caamaño fue la persona elegida para conducir ese delicada dirección. Bajo su gestión no hubo una sola filtración. Con la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada, las interceptaciones quedaron a cargo de la Corte Suprema de Justicia, bajo la órbita de la Dajudeco. En los últimos cuatro años hubo un festival de filtraciones en la prensa, que derivó en un cruce de acusaciones entre el Alto Tribunal y la AFI. No se debe descartar que Fernández vuelva a llevar la dirección de escuchas al Ministerio Público Fiscal.

Server Luján

Te puede interesar

vacuna covid

Revelan las cinco etapas del plan de vacunación de docentes

A pocos días del comienzo de las clases en la mayor parte del país, el …

Deja una respuesta