ARBA brindará planes de pago y beneficios a PyMes y contribuyentes

Especial Virus

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (Arba) dispuso una serie de medidas destinadas a acompañar, sostener y ayudar a los contribuyentes bonaerenses.

Las iniciativas incluyen a empresas, pymes, autónomos y al resto de los contribuyentes, y abarcan planes de pago para regularizar deudas; bonificaciones hasta fin de año en Ingresos Brutos; disminución de alícuotas vinculadas a regímenes de retención y percepción; y beneficios para quienes cuenten con saldos a favor.

Cristian Girard, director de ARBA, explicó que este nuevo programa de asistencia “se orienta a todos los sectores productivos que se encuentran afectados en este momento de crisis, en especial las pymes y microempresas”.

En ese sentido, subrayó que desde la Agencia de Recaudación “estamos trabajando para instrumentar todas las medidas”, y sostuvo que “nuestro objetivo es seguir acompañando a las pymes y al resto de los contribuyentes para que puedan sostenerse y estén en condiciones de recuperarse cuando pase la pandemia”.

Respecto de los programas de regularización, ARBA extendió los planes generales de pago para cancelar deudas de todos los impuestos, y abrió la posibilidad de incluir tributos vencidos hasta el 31 de mayo pasado, beneficiando a más de 1.200.000 contribuyentes.

De esta manera, se contempla lo sucedido en los últimos meses, en los que por efecto de la crisis generada por el Covid-19 cayeron los ingresos de las y los bonaerenses, afectando el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

En el caso de quienes estén inscriptos para desarrollar actividad económica de cualquier rubro, y que entre marzo y mayo hubiesen declarado un ingreso de hasta un 5% mayor que el año pasado, se diseñó un plan especial para cancelar deudas en 12 cuotas sin interés o en 18 con tasa fija.

También se sumó un programa de pagos específico para agentes de recaudación, que comprende deudas por omisión en Ingresos Brutos, y posibilitará regularizar la situación fiscal de 1.200 empresas.

Otro beneficio para ese sector fue la ampliación del plazo de ingreso de las percepciones, que pasó de 15 a 30 días, y redundará en un desahogo financiero para alrededor de 19.200 empresas.

Para aquellos contribuyentes de Ingresos Brutos que facturaron en 2019 hasta $1 millón, y también para pymes y empresas que hayan sufrido una caída en sus ventas —lo que les generó un aumento en la relación entre deducciones e impuesto determinado—, se dispuso una reducción al mínimo de las alícuotas de retención y percepción en los regímenes de recaudación.

Sobre esta reducción de alícuotas, que ya para este mes significará un alivio para 200.000 contribuyentes,Girard hizo hincapié en que si bien la pandemia “aceleró los tiempos de esta medida, venimos trabajando en esa dirección desde el primer día que asumimos en ARBA, ya que nuestra meta es lograr un sistema tributario más justo”.

Te puede interesar

detenido

Un detenido por robo agravado en banda

El martes 11 se logró la detención de un sujeto por el robo a una …

Deja una respuesta