ANMAT:
Alertan sobre productos “reguladores del tránsito intestinal” irregulares

La ANMAT prohibió la venta y fabricación de dos productos “antiinflamatorios” y “reguladores del tránsito intestinal”. A raíz del reclamo de un consumidor, la entidad procedió a realizar las averiguaciones pertinentes y determinó que ambos carecían de registros, lo que impedía su correcta identificación.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) detuvo y prohibió la elaboración, fraccionamiento y comercialización en todo el país de dos productos destinados a regular el tránsito intestinal, entre otros usos, de la marca Makam Food.

La medida tomada por el organismo se oficializó en el Boletín Oficial de este miércoles 24 de agosto, a través de la Disposición 6726/2022 que lleva la firma de Manuel Limeres, el farmacéutico titular de la entidad.

motolujan

En concreto, la prohibición recae sobre dos productos el “Psyllium, Cáscara de psyllium (Plantago ovata), Fibra soluble natural y panificados sin gluten, Cont. Neto 100 grs, Vencimiento: 19 MAY 2024, Envasado por Makam Food, Origen Argentina” y “Sal de Epsom, Sulfato de magnesio, 100% puro, Cont. Neto 500 grs, Vencimiento: 18 ABR 2024, Envasado por Sociedad Comercial Australis Ltda., Santiago de Chile, Chile N° 1606294025”.

sal-de-epsom

En esta oportunidad, según se explicó en el documento, la investigación partió del reclamo de un consumidor, quien reclamó en el Departamento Vigilancia Sanitaria y Nutricional de los Alimentos del Instituto Nacional de Alimentos (INAL) que ambos productos no contaban “en sus rótulos la información obligatoria” sobre su origen.

Tras realizar las consultas necesarias, el organismo confirmó que en la base de información no constan antecedentes de registro, ni de ingreso al país, de la “Sal de Epsom”, mientras que los registros de Psyllium son “inexistentes”.

En consecuencia, la entidad determinó que ambos productos ya no podrán ser elaborados en territorio argentino al “tratarse de productos que no puede ser identificados en forma fehaciente y clara como producidos, elaborados y/o fraccionados en un establecimiento determinado”.

sal-de-epsom

“No pueden garantizarse su trazabilidad, su condiciones de elaboración, su inocuidad y su calidad con adecuados niveles de control”, explicaron desde ANMAT, por lo que se decidió prohibir su “elaboración, fraccionamiento y comercialización” para “proteger la salud de los ciudadanos ante el consumo de productos ilegales”.

¿Qué hacían los productos prohibidos?
Según señala el envase de la Sal de Epsom, la misma ayuda a “aliviar dolores de músculos y articulaciones”, es un “antiinflamatorio, relajante y exfoliante”, como así también un “desintoxicante corporal”, ayuda “para la retención de líquidos” y también como “laxante natural” y “depurativo hepático”.

Se trata de un compuesto químico de sulfato y magnesio, también llamado “sal inglesa”, ya que allí se laboró por primera vez.

Dicho producto implica efectos secundarios nocivos si es mal utilizado o consumido en exceso, tales como náuseas, diarrea, calambres, distención estomacal, presión arterial baja, descenso del ritmo cardíaco, deshidratación y enrojecimiento de la piel.

En el caso de Psyllium, dicho producto se describe como “cáscara de psyllium (plantago ovata). Fibra soluble natural y panificados sin gluten” y menciona ser útil para “regular el tránsito intestinal”, al mismo tiempo que puede ser un “sustituto del gluten” y tener un “efecto prebiótico”.

Serverlujan, Servicio ténico informático