Estafa:
Alertan por falsos billetes de $2 mil

Estacion Lujan WebRadio

El papel de mayor denominación ya lleva más de un mes desde su lanzamiento, y ya aparecieron víctimas de estafas en el Gran Buenos Aires.

Los nuevos billetes de $2.000, que oficialmente están en circulación desde el 22 de mayo pasado, empezaron a entregarse en bancos y cajeros automáticos por lo que su uso se está masificando. Y ante eso, ya fueron detectados varios billetes falsos en el Conurbano. Por ese motivo se vuelve clave aprender cómo chequear si son verdaderos o falsos, ya que hubo cambios relevantes.

La novedad más importante del nuevo billete -en homenaje a los doctores Ramón Carrillo y Cecilia Grierson- se diseñó sin el hilo o banda de seguridad que la gente se acostumbró a mirar en los de $1.000, $500, $200 y $100. Eso confunde y agranda los márgenes de ser estafado.

Sahumerios El Sensei

Pese a esa ausencia, el Banco Central informó que el billete de $2.000 tiene otras varias «medidas de seguridad». Y destacó que además sumó una característica para las personas ciegas. Acá van cinco medidas preventivas que todos los que tengan uno en su mano pueden empezar a tener en cuenta.

Los especialistas recomiendan tocar el billete, inclinarlo, mirarlo a contraluz, observarlo de cerca y -si aún quedan dudas- exponerlo bajo luz ultravioleta.

Paso N° 1 para detectar billetes falsos de $2.000: tocarlo bien
El billete verdadero tiene zonas algo ásperas: por lo cual, si resulta demasiado suave o resbaladizo, hay que desconfiar. Esta misma sensación ocurre con los dólares estadounidendes. Pero también hay que tener cuidado si se lo percibe excesivamente rugoso o rígido.

Puntualmente, en el frente del billete de $2.000, el primer consejo es pasar el dedo sobre ciertas partes que deberían tener un relieve perceptible​ por su impresión calcográfica: los retratos de Carrillo y Grierson, el número «2000» pintado de negro, el texto rojo que dice «BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA», el nuevo código de identificación para personas con ceguera que está en los bordes verticales.

El mismo relieve debe percibirse en el reverso del billete, al tocar la representación del Instituto Malbrán.

Paso N° 2: inclinar el billete
Cuando inclinamos un billete auténtico de $2.000 -hacia adelante y atrás, hacia la derecha y la izquierda-, se nota un doble efecto en el símbolo que está arriba a la derecha (asociado internacionalmente con la medicina): la tinta cambia de color del verde al azul, según el ángulo de incidencia de la luz, y se genera un efecto dinámico tridimensional que hace brillar al símbolo en distintas partes, dando sensación de relieve.

Paso N° 3: mirar a contraluz
También es importante elevar el billete y observarlo con luz detrás, ya sea solar o artificial. Esto permitirá verificar tres medidas de seguridad importantes: La primera es la marca de agua. En la parte más clara del billete, a trasluz, deben aparecer los retratos de Carrillo y Grierson. Se ve de ambos lados.

Luego, el motivo de complementación: junto a la marca de agua, en el ángulo inferior izquierdo, un número «2000» vertical que parece a medio pintar termina de colorearse al observar el billete frente a la luz. Se ve de ambos lados.

Finalmente, la imagen latente. En el ángulo inferior derecho, sobre un motivo rojo, aparecen las iniciales «RA» cuando el billete se mira con luz rasante.

Paso N°4: mirar el billete bien de cerca

Los billetes verdaderos de $2.000 tienen palabras y números impresos en micro letras tan pequeñas que sólo pueden distinguirse con lupa o acercando el ojo al papel (para quien tenga muy buena vista). Si no hay nitidez en estos elementos, lo más probable es que el ejemplar sea falso.

Las micro letras repiten muchas veces «BCRA2000«. ¿Dónde buscarlas? En el frente del billete, en dos lugares: sobre las solapas del saco de Ramón Carrillo y dentro de una patilla del anteojo.

Paso N° 5: mirar bajo luz ultravioleta
Si persisten las dudas hay un método infalible. Exponer el billete a la luz ultravioleta para comprobar si ocurren algunos cambios:

-Las fibras de seguridad. Distribuidas al azar en el papel, unas pequeñas fibras invisibles se iluminan en azul y amarillo.

-El número único del billete. Aparece dos veces en el reverso. El vertical, sobre el borde izquierdo y en tinta roja, adquiere luminosidad roja. El horizontal, en el ángulo superior derecho y en tinta negra, se ilumina de amarillo.