Vidal comienza a definir su gabinete

La electa gobernadora de la Provincia comienza a pensar en los nombres que la acompañarán todos los días en la gestión. Amplitud de miradas y apertura a los otros espacios de Cambiemos. Los nombres en danza

vidal

«Ahora se viene el turno de gobernar la Provincia”, es la frase más escuchada por estas horas en el círculo más íntimo de María Eugenia Vidal, que comienza a pensar en los nombres que la acompañarán en su futuro gabinete.

Tras el 39,49% de los votos logrados a lo largo y ancho del territorio bonaerense, Vidal se propone componer un equipo de gestión que sepa contener a todas las vertientes políticas de Cambiemos, y que le brinde seguridad a la hora de establecer una estrategia que se pueda corresponder a lo largo del tiempo.

Como puede presuponerse, los principales lugares del gabinete de la primera gobernadora mujer de la Provincia, estará dado por nombres centrales del macrismo duro, que la ayudaron a llegar al punto máximo de su corta carrera política.

Tropa propia

Un cargo clave para entender cómo será la administración macrista, es el de Jefe de Gabinete, donde fue confirmado el actual intendente de la ciudad de Vicente López, Jorge Macri. El primo del candidato presidencial de Cambiemos, fue el jefe de campaña de Vidal en las elecciones, y tiene un conocimiento del territorio bonaerense y un diálogo frecuente con las otras fuerzas políticas, lo que lo lleva a ser inamovible en el armado que piensa la mandataria electa.

Otro sector esencial que será ocupado por un hombre de suma confianza de Vidal, será el ministerio de Seguridad. Para allí hay dos nombres que resaltan sobre el resto, como lo son el ex mandamás de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, o en todo caso suena también el legislador porteño y vicepresidente primero de la Legislatura de la ciudad, Cristian Ritondo.

Pero Ritondo sería número puesto en el equipo macrista, ya que no sólo suena para Seguridad sino que también se lo menciona con insistencia como ministro de Gobierno, un cargo político central para entenderse con los 135 intendentes de la provincia, y encaramar una actividad conjunta con ellos.

Para el ministerio de Economía, suena el encargado de la gerencia general del Banco Ciudad, Hernán Lacunza, ex aliado de Sergio Massa y que se pasó al macrismo una vez concluida las elecciones del 2013, y que ha sabido ganarse un espacio de confianza en el armado del PRO.

El ministerio de Agricultura caería en las manos del Ingeniero Agrónomo Leonardo Sarquis, titular de Confiagro, y que ha sido una de las voces rurales del macrismo. A su vez, para la cartera de Salud, habría una mudanza porteña, ya que Graciela Reybaud, actual titular del ministerio de la ciudad, recaería como mandamás sanitaria bonaerense.

Alejandro Finocchiaro, miembro del Ministerio de Educación capitalino a cargo de Esteban Bullrich, sería quien esté a cargo de la Dirección General de Cultura y Educación. Federico Salvai, legislador porteño del PRO que se ganó la confianza de Vidal desde hace años, tendría todas las chances de alzarse con la Secretaría General de gobierno.

Un gabinete lleno de nombres propios del macrismo, que intentará hacer pie en un territorio complicado como el bonaerense, donde el peronismo sigue teniendo predominancia en el conurbano, y que a través de la acción política y el trabajo cotidiano, buscará establecer un trabajo diario que le permita llevar la administración adelante.

Ñoquis que están nerviosos

El triunfo conseguido por María Eugenia Vidal en la Provincia, trajo aparejado un gran temor en la administración pública por lo que pueda suceder a partir del 10 de diciembre, principalmente en aquellos empleados que pocas labores hacen, los comúnmente denominados “ñoquis”.

La preocupación fue frecuente en el día de ayer en distintas áreas del gobierno, como Gobernación, Radio Provincia, IOMA y la Legislatura bonaerense, donde son muchos los que temen quedar afuera del reparto de cargos y perder los beneficios que venían teniendo en los últimos años.

De esta manera, los ñoquis asumen su nerviosismo de que el cambio de mando los deje afuera de la administración pública.

Los pedidos de los aliados

No sólo el PRO tendría lugar dentro del gabinete que pergeña María Eugenia Vidal, sino que sus aliados políticos como la UCR, la CC y sectores sindicales, recibirían cargos en la próxima gestión.

La UCR tendría asegurada la comandancia de los ministerios de Justicia y Producción, además de organismos públicos como el IOMA y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).

Se menciona que Elisa Carrió habría pedido algún cargo desde la tarea social para su ex compañero de fórmula en las PASO, el dirigente social Héctor “Toty” Flores, para quien estaría solicitando el Ministerio de Desarrollo Social. Por su parte, el titular de Uatre (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores), Gerónimo “Momo” Venegas, pidió lugares del gobierno para su sector político.

Fuente:diario hoy

Te puede interesar

Programa Restituir

Reincorporan a efectivos sobreseídos

El Ministerio de Seguridad de la Nación creó el programa Restituir con el objetivo de …

Deja un comentario