Contagiate a sumar pasos. Una forma fácil de instaurar la actividad física en tu vida

Cada año y a nivel mundial se conmemora el día de la Actividad Física, invitando a la población a recapacitar acerca de sus beneficios, aunque ya sean conocidos y difundidos. Realizarla de manera continua, es un gran aporte a nuestra salud.

Pero el cuestionamiento es, sabiendo el impacto negativo que tiene el sedentarismo en nuestra salud, ¿cuántos logran realmente un cambio de vida sostenido en el cual la actividad física se convierte en un acto cotidiano y regular que luego de su instauración logre mantenerse?

actividad física

Por la Dra. Virginia Busnelli (CRENYF)

En éste punto es importante destacar que en el término “actividad física” no solo se incluyen los ejercicios planificados, como la natación, el ciclismo, el tenis, etc., sino que también se refiere a una amplia variedad de actividades y movimientos que incluyen actividades cotidianas, tales como caminar, bailar, subir y bajar escaleras, tareas domésticas, de jardinería y otras.

La inactividad física se vincula al desarrollo de múltiples enfermedades como la Obesidad, Diabetes, algunos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo. Sin embargo los beneficios de realizar una práctica regular de actividad física son innumerables:

Þ Mejora la función cardiorespiratoria y muscular

Þ Contribuye a preservar las funciones mentales (comprensión, memoria, concentración)

Þ Reduce el estrés, mejora el estado de ánimo

Þ Prolonga la vida y mejora la calidad de los años por vivir.

Þ Mejora la salud de los huesos, aumenta la flexibilidad articular, permite la conservación del equilibrio y la coordinación

Þ Ayuda a mantener la masa muscular que se pierde con la edad.

Þ Ayuda a lograr una pérdida de peso si se combina con un plan de alimentación adecuado

Þ Previene el desarrollo de enfermedades como diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipemia, obesidad, enfermedad cardiocerebrovascular, osteoporosis, cáncer de colon y mama.

Þ Disminuye los valores de colesterol LDL (malo) y triglicéridos

Þ Aumenta el coleterol HDL (colesterol bueno)

Þ Mejora los valores de presión arterial

Por todos éstos beneficios, es que previo a realizar una consulta médica en la que se otorgue la aptitud para la realización de ejercicio físico, se estimule a la población a realizar un plan de actividad física adaptado a las necesidades de cada persona; pero principalmente que se flexibilice a la forma de vida de cada individuo, logrando instaurar un cambio de sea paulatino, progresivo y sostenible en el tiempo.

Se ha demostrado que las rutinas de ejercicios que modifican radicalmente la vida del paciente, no son fáciles de cumplir de inicio sin un establecimiento progresivo de actividad.

En aquellas personas que están atravesando por la inactividad total, el mejor consejo es comenzar a moverse de a poco, intentando incluir en su rutina diaria más movimiento logrando salir del sedentarismo obligado que genera la vida actual.

Una buena estrategia que utilizamos desde el equipo médico, es la utilización de un cuentapasos, un pequeño artefacto que traduce numéricamente los pasos realizados por nuestros movimientos cotidianos, convirtiendo nuestra actividad física diaria habitual, desde que nos levantamos hasta que nos vamos a acostar, en algo ¨medible¨. Esto nos permite tomar conciencia de lo poco que nos movemos y aquellos pequeños cambios que podamos hacer para modificar la situación: no pasar demasiado tiempo sentados, cada una hora levantarse y caminar unos metros, hacer pequeños estiramientos, dar una vuelta a la manzana caminando en lugar de esperar parado, dejar el auto más lejos, bajar unas cuadras antes del colectivo, hacer las compras a pie, usar las escaleras en lugar del ascensor, intentar no caer en las garras del sillón por más de 45 minutos diarios y encontrar en cada momento una posibilidad de moverse.

Un individuo sedentario es aquel que aproximadamente suma alrededor de 3000 a 4000 pasos por día. Desde el equipo médico estamos insistiendo en la motivación de una vida activa, estimulando a la población a contagiarse a caminar, sumando de manera progresiva el número de pasos que se realizan durante el día, pudiendo adicionar actividades que se adecuen a sus rutina y sus horarios sin la necesidad de comenzar planes de difícil cumplimiento que no podrán finalmente sostenerse en el tiempo.

En el día Mundial de la Actividad Física, debemos concientizar a toda la población acerca de la importancia de realizar ejercicio físico, pero también de la gran necesidad que tenemos todos de promover nuestro autocuidado físico y mental promoviendo una mayor expectativa de vida. Pero además, es importante lograrlo mediante pautas posibles de cumplir, que no terminen como la mayoría de las grandes medidas mágicas y transitorias que finalmente nadie puede terminar de instaurar y de sostener.

La idea es disfrutar de una actividad que implique movimiento en sus diversas formas, adaptándola a nuestra funcionalidad, preferencias y haciéndola sostenible en el tiempo, una vez cumplido ese paso pasaremos a la etapa de sumar ejercicio planificado. Te propongo que te contagies y sumes pasos a tu vida paulatina y progresivamente.

Comentarios

Te puede interesar

Internacional Sin Dietas

6 de Mayo: Día Internacional sin Dietas

Este 6 de mayo, como todos los años, con el símbolo de una cinta de …