Desde hoy Shell baja 2,7% la nafta

El Gobierno confirmó que, tras la baja internacional del valor del petróleo y del dólar (en el último mes), los precios en los surtidores de las estaciones de servicio no deberían tener más aumentos y Raizen Argentina (operadora de Shell) anunció bajas de 2,7%, en promedio, desde las 0 de hoy.

Cuando Axion bajó el valor de sus combustibles diésel el fin de semana la noticia fue festejada en el oficialismo. El lunes, luego de 14 aumentos durante el año, YPF ratificó en su informe sobre sus resultados del tercer trimestre para sus accionistas que había alcanzado un precio de paridad de importación o de equilibrio.

“Con la baja del petróleo y la baja del dólar ya están estabilizadas. La nafta no tiene por qué subir”, dijeron en la Secretaría de Energía, que conduce Javier Iguacel. Se trata, más allá de la realidad de los datos, de una mirada interesada en un contexto en el que el Gobierno lucha para desacelerar la inflación.

“El precio del combustible es de libre mercado. Pueden poner el precio que quieran”, aclararon desde el oficialismo para descartar injerencias.

Entre las petroleras que dicen presente en el negocio del downstream incluso se animan a hablar de algunas “presiones” del Gobierno a YPF para acotar a fin de año las subas de precios, algo que descartan tanto en la petrolera estatal como dentro del Palacio de Hacienda. Pese a las ganancias globales de la firma en el tercer trimestre, en el negocio del downstream perdió en $908 millones, según el balance presentado el lunes pasado.

YPF es una referencia para el mercado (tiene más de la mitad de las estaciones de servicio del país) y en la última actualización de precios decidió incrementar sus combustibles un 2% promedio, por debajo de sus dos competidores Axion y Raizen Argentina (operadora de la marca Shell), que subieron entre 4,5% para las naftas y 7% para el diésel. Con esos aumentos, en YPF ratificaron haber alcanzado el precio de paridad de importación. En YPF, la nafta súper se vende a un valor de $37,59; la Infinia, a $44,22; mientras que el diésel está a $33,76 y el gasoil Infinia se vende a $39,87,

Axion, en tanto, decidió bajar, en territorio porteño, 90 centavos el litro de diésel premium: de $42,07 a $41,17 (-2,14%) y al gasoil común, 31 centavos: de $35,29 a $34,98 desde las 0 del sábado pasado. “La baja del gasoil obedece puramente a una estrategia comercial”, dijeron desde Axion , dando a entender que no se debe a una decisión tomada en base a su estructura de costos sino a la decisión de competidores.

El precio de los combustibles es una variable seguida muy de cerca por el Gobierno. Más allá de las señales de libertad de precios para impulsar la inversión, tras la devaluación y la suba del crudo, se convirtió en una de las variables (junto al dólar y los precios regulados) para explicar una inflación esperada en 2018 por encima del 45%.

Comentarios

Te puede interesar

del campo a la góndola

Denuncian que del campo a la góndola, hay un 525% de aumento

Del campo a la góndola, hay un 525% de incremento en el precio. De acuerdo …