Para que la vida tenga sentido…

¿Qué es ser feliz? ¿es tener éxito? ¿a qué le llama éxito? ¿a qué le llamás tener éxito? ¿Qué hay de tu identidad de ser humano?
ser-feliz
Muchas veces cometemos el error de pensar que tener mucho dinero nos hará felices. Sin embargo, hay personas millonarias que darían toda su fortuna por sentir un poco de amor y un poco de paz, es posible que la verdadera felicidad, que es el propósito de nuestra existencia, tenga más que ver con cosas sencillas, contactos con el verdadero sentido de tu vida.
No sos importante por lo que tenes, sos importante por como sos y por lo que haces y como tratás a los demás.
Si pensas que por tener un buen pasar serías más importante que otros, estarías cometiendo un grave error y la vida te pasará factura por eso.
Si sos médicos y miras despectivamente al barrendero que mantiene limpia la calle de tu casa, tendrías que cambiar tu actitud. La vida tiene y tendrá sentido si te abrís a los demás, sin importar su raza, sus creencias, su posición económica o su aspecto físico.
Para que nuestra vida tenga sentido, es preciso que dejemos de lado el desprecio, la discriminación y el subestimar el otro.
Hay una regla de oro para que nuestra vida tenga sentido, para ser plenamente felices, consiste en tratar al otro como te gustaría que te traten a vos si estuvieses el lugar del otro.
No hace falta pensar demasiado, se trata de querer, de hacerte amigo, sin despreciar ni subestimar a nadie.
Si estás e posición de dar una mano a alguien que te lo pide y no lo haces, tarde o temprano la vida también te pasara factura por eso. Los hombres hemos nacido para vivir en comunión fraterna (fraterno es considerar al otro un hermano).
Una vez un gurú preguntó a sus discípulos si sabían decir cuando termina la noche y cuando empieza el día, y les explicó “cuando miras a los ojos de un hombre y reconoces en el a un hermano, cuando miras a una mujer y reconoces en ella a una hermana, recién entonces termina la obscuridad y comienza la luz, comienza el día”.
No hace falta tener un doctorado en Harvard para ser buena persona, después de todo “no es lo mismo un hombre pobre que un pobre hombre”.
Para que tu vida tenga sentido es imprescindible que seas amigable, que hagas amigos y para hacer amigos es fundamental que te reconozcas igual que los demás, ni más ni menos.
No le tengas miedo a la gente, sino más bien ama a la gente, quiere a la gente, no te aísles. El miedo y el aislamiento son productos de tu falta de amor, de tu falta de compromiso para con quienes están más próximos a vos.
La palabra “prójimo” viene de próximo, es decir, a quienes tenes más cerca, de quienes tenes más próximos a vos.

Comentarios

Te puede interesar

El trabajo como medio a la realización personal

Varias veces habremos escuchado decir que “el trabajo dignifica”, que “el trabajo es salud”, y …