cárnico

Optimismo en el sector cárnico para el 2018

El sector cárnico cerró un 2017 en el cual todos sus índices fueron positivos. La producción y el consumo se repusieron, mientras que el precio del producto se mantuvo por debajo del promedio de la inflación.

De acuerdo a lo informado en el último reporte de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), el precio de la carne al público se ubicó debajo de la inflación promedio, al mismo tiempo que se logró una recuperación del consumo luego de la fuerte caída que se había registrado en 2016.
Desde la cámara que agrupa a los industriales del sector se remarcó que hasta noviembre de 2017 la carne vacuna subió 15,3%, quedando muy atrás del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que en el mismo período aumentó un 21,1%.
El mismo informe señaló que el consumo también creció. Así, el promedio de consumo por habitante registrado fue de 58,4 kilogramos por año por habitante de enero a noviembre de 2017. Esto representó una mejora anual de 6,4%.
Según detalló Ciccra, en términos absolutos, los envíos de la industria frigorífica vacuna al mercado crecieron en 204.000 toneladas de res con hueso (r/c/h) con respecto al período de enero a noviembre de 2016.
Respecto a las razones por las que se pudo alcanzar este objetivo sin una suba importante de los precios, Jorge Grimberg, representante de Carbap y consejero del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva) manifestó a este medio que tuvo que ver con que “hay una mayor oferta de carne, que es permanente y constante”. “El mayor consumo está, hemos vuelto casi a los 60 kilos de carne por persona”, dijo.

Para Ulises Forte, presidente del Ipcva, hubo una mayor demanda “y la oferta se pudo reacomodar a ella”. En ese sentido subrayó: “el balance es totalmente positivo: se ha aumentado la producción, la productividad y hemos aumentado”.
Forte consideró que “la cuestión de la carne, culturalmente, afecta a los argentinos y ahora está mucho más accesible que otros productos” pero que “el consumo va atado a la billetera”.
Por su parte, el presidente de Ciccra, Miguel Schiariti, afirmó que ambas cosas están vinculadas: “El aumento del consumo tiene que ver con que la carne aumentó menos que la inflación y además con que, a partir de la mitad de año, cuando los convenios salariales se pusieron en vigencia y empezó a ser efectivo el total del aumento pactado, aumentó el poder adquisitivo de los argentinos. Estos dos factores generaron un incremento de la demanda por parte de los consumidores”.
El hecho de que el crecimiento del precio de la carne haya sido menor que el de la inflación tiene que ver con un aumento de la oferta la cual se viene gestando desde mediados de 2015. “Cuando empezó a vislumbrarse la posibilidad de un cambio de gestión política en el gobierno, el productor ganadero empezó a retener hembras. Esto aumentó la cantidad de terneros en 2016 en 1.300.000 cabezas y terminó generando que la oferta ganadera se dé en 2017”, explicó Schiariti.

Comentarios

Te puede interesar

Compre Argentino

Convierten en ley la reforma del Compre Argentino En compras del estado

La Cámara de Senadores aprobó, por unanimidad, y convirtió en Ley, la reforma de Compre …