MeTro, el pegamento que podría terminar con los puntos y las suturas

El avance tecnológico que estamos viviendo en las últimas décadas no podría entenderse sin la dedicación y el trabajo por parte de las universidades. De hecho, lejos de permanecer en el inmovilismo, estas instituciones incluyen en sus programas didácticos los nuevos paradigmas del siglo XXI.

Un ejemplo de ello lo encontramos en centros como la Universidad de Palermo, que el pasado mes de septiembre inició un curso de dos meses en colaboración con el gigante del póker PokerStars sobre cómo mejorar la capacidad de tomar decisiones, utilizando el póker y su mecanismo de juego como base para la exposición de una serie de herramientas no tradicionales que ayudan a los ejecutivos y empresarios a la hora de tomar decisiones laborales.

Pero sin duda, el campo que más ha avanzado gracias a la inversión universitaria es el de la ciencia. El último gran hallazgo proviene de investigadores de la Universidad de Harvard, la Universidad de Sydney y el Massachusetts Institute of Technology, en colaboración con Nasim Annabi y Anthony S. Weiss y se basa en la creación de un gel capaz de sellar incisiones en apenas un minuto.
MeTro es el nombre que los investigadores le han dado a este nuevo invento. La idea no es algo novedoso ya que en la actualidad ya se emplean diversos geles a modo de pegamento que permiten unir tejidos. Estos productos están basados en la capacidad adhesiva de las proteínas así como en su fácil reabsorción por parte del organismo sin provocar un rechazo o una reacción alérgica. Sin embargo MeTro va más allá, y es que si hasta el momento este tipo de productos se han empleado para pegar tejidos, este nuevo gel tendría la capacidad de sellar incisiones.

De acuerdo al estudio publicado en la revista científica Science Translational Medicine, la principal ventaja de MeTro es su rápida actuación y es que en tan solo 1 minuto cualquier tejido, ya sea interno o externo, que esté dañado puede ser reparado sin necesidad de suturar. Esto supone un gran adelanto, pues reduciría considerablemente el tiempo de las intervenciones quirúrgicas y jugaría en favor de aquellas operaciones que deben realizarse de manera urgente, como ocurre en los accidentes de tráfico. Además, las pruebas que se han llevado a cabo para comprobar la eficacia de este nuevo y revolucionario invento médico han confirmado que el uso de MeTro no compromete las capacidades de contracción, relajación y extensión que realizan, por ejemplo, los músculos y los pulmones por lo que sería posible aplicarlo incluso en arterias. Esto es especialmente importante en aquellos casos en los que una nueva operación en estos tejidos pudiera poner en riesgo su buen funcionamiento.

Otra de sus principales características es que la duración de su efecto puede ser fácilmente modificable alterando las enzimas de degradación que lo conforman. De esta forma, los médicos pueden decidir si el gel debe estar presente en el organismo durante unas horas o durante meses. En este sentido, las pruebas realizadas han demostrado que MeTro permanece estable durante el período que las heridas necesitan sanar para después degradarse sin ningún tipo de signo de toxicidad.

MeTro combina la tecnología de las proteínas elásticas con moléculas sensibles a la luz. De esta forma, cuando el líquido entra en contacto con la superficie de los tejidos se solidifica, alcanzando una consistencia similar a la de cualquier gel, y permite ser sellado a través de luz ultravioleta. Esta consistencia ayuda a que el sellador pueda ser colocado con una gran precisión, favoreciendo así que MeTro se adhiera firme y de manera correcta sobre la superficie del tejido.
Este nuevo avance en el campo de la medicina supone la apertura de una nueva vía para tratar diferentes patologías de una manera menos invasiva para el cuerpo humano. Con todo, por el momento MeTro solo ha sido probado en roedores y cerdos, centrándose en los pulmones y arterias de los animales. Ante los buenos resultados alcanzados, los científicos buscan llevar su investigación a un nuevo nivel y probar su invento en seres humanos. Esta realidad podría tardar un par de años pero es innegable que la puerta a las cirugías sin bisturí ya se ha abierto.

Comentarios

Te puede interesar

los beneficios de la papa

El CONICET analiza los beneficios de la papa

Un equipo de CONICET de Mar del Plata analiza las bondades de la papa, y …