Nota de Opinión: Lo que no se dice

Resulta habitual escuchar a los funcionarios del frente electoral que gobierna, y gobernó en dictadura, quejarse de que gran parte del gasto que tienen en salud se origina en personas que provienen de partidos vecinos.

hospital de lujanSe basan por ejemplo, en un dato que estaría disponible en la Oficina de Estadísticas del hospital municipalizado, según el cual cerca de un 40 por ciento de los pacientes atendidos en el nosocomio local provendrían de partidos vecinos.

Además de sonar a “civilización o barbarie” (madre de todas las batallas, según Jauretche), y de no reconocer derechos universales garantizados por Ley, esto de que “los pobres se nos meten en nuestro hospital” resulta una demostración acabada de lo que significa la solidaridad para quienes esto pregonan.

Pero es una verdad a medias, porque si bien estos datos tendrían soporte documental, omiten precisar que en toda ecuación presupuestaria se deben tener en cuenta no sólo los gastos sino también los ingresos, y allí encontramos una parte de lo que no dicen.

Se calculan en varios millones los turistas que nos visitan anualmente. Y esta enorme cantidad de personas gastan en estacionamiento, comida, hacen compras y consumen servicios locales, por lo tanto generan ingresos muy importantes que el Municipio de Luján capta, o podría captar.

A esto se debe agregar la existencia de un buen número de empresas “no lujanenses” radicadas o con sucursales aquí, y por lo tanto también tributan en Luján una parte de los ingresos generados en el distrito, no haciendo otra cosa que sumar más y más ingresos que los foráneos dejan en las arcas municipales.

Si consideramos el marco de lo permitido por la Ley Orgánica de las Municipalidades (Decreto Ley 6.759/58 y modificatorias), de donde emergen las facultades y atribuciones tributarias de las comunas, Luján puede recurrir a más de treinta conceptos para obtener fondos, siempre que respete los límites impuestos por la Ley de Coparticipación Municipal (Ley Nº 10.559), otro eje de discusión en sí, junto a la municipalización del Hospital Zonal General Nuestra Señora de Luján, Decreto 1786/80.

Entonces resulta claro que el gobierno de Luciani pretende instalar que los foráneos le generan “pérdidas” a Luján cuando es exactamente al revés.

Manuel A. Rivero

Comentarios

Te puede interesar

Lourdes Espíndola

“El último mensaje de un ángel en el país de la injusticia”

“Me tiraron un tiro, me muero”: El último mensaje de un ángel en el país …

Deja un comentario