naturgy

¡Llegaron los estrenos de la semana!

Como todos los jueves, te acercamos los trailers de los estrenos de la semana. «El pasajero» con Liam Neeson, «no dormirás» y «Coco» encabezan la lista de los estrenos.

estrenos de cine taquilla
El pasajero

Tras ser considerado durante varias décadas como un actor “serio” (recuerden Michael Collins, La Lista de Schindler o Kinsey), el irlandés Liam Neeson se convirtió en su madurez en un impensado (y muy rentable) héroe de acción. Con películas de mediano presupuesto (en las que suele interpretar a un hombre abatido por la vida que debe salir de su letargo para enfrentar todo tipo de peligros con el objetivo de defender la integridad de sus seres queridos) consiguió varios éxitos comerciales y, por eso, desde Hollywood y Europa lo siguen llamando una y otra vez para que siga en esa línea.

El título original de El pasajero, The Commuter, tiene muchas más implicaciones más allá de lo descriptivo. Hace referencia al viajero diario, al trabajador que se desplaza cada día a su lugar de trabajo en transporte público, algo que en el arranque de la película el director muestra de manera excelente con un montaje de varios días diferentes en el que Michael (Neeson) se levanta, desayuna, habla con su mujer y su hijo, llega al tren… mostrando una cotidianidad diferente que continúa con un día de trabajo en el que es despedido. Ex policía y ahora agente de seguros, Michael regresa a casa cuando una misteriosa mujer, Joanna (Vera Farmiga), le introduce en una conspiración criminal: debe encontrar a otro pasajero del tren a cambio de dinero. Después, a cambio de salvar a su familia.

No Dormiras
El director uruguayo, Gustavo Hernández, ratifica su profesionalismo y su virtuosismo formal en No dormirás, una película que luce mucho en términos visuales, pero no resulta del todo convincente en la construcción de sus distintos climas ni en varias de sus resoluciones. Es una pena porque los recursos de producción, el elenco y los técnicos que lo acompañaron son de primera línea y todo estaba servido para uno de esos eficaces exponentes de género (del thriller psicológico al terror) que el cine nacional (aquí en coproducción con España y Uruguay) busca y necesita con desesperación. Es llamativo que un argentino (Andrés Muschietti) haya dirigido la película de terror más exitosa de 2017 (It: Eso), pero a nivel local solemos quedarnos casi siempre cerca de la meta.

La trama combina dos elementos (el proceso creativo por demás extremo de un grupo de teatro y el encierro en una decadente casona), pero los sustos y el impacto son más bien escasos. El énfasis está puesto en la psicología de los personajes y en ese terreno también los resultados son irregulares.

Coco
Coco, en su onda de comedia musical, aborda también asuntos y contenidos bien de Disney -la familia; la solidaridad; el altruismo-. Y es una película, así, para chicos y grandes.

Arranca con una ruptura sentimental, la de los tatarabuelos de Miguel, el niño mexicano protagonista. Parece que el ancestro abandonó a su esposa y su hija para dedicarse a la música, de ahí que el clan familiar aborrezca las rancheras y se dedique de lleno a la industria del calzado. Hasta que Miguel advierte en él un germen de su antepasado. Quiere hacer música, que es el alma de su vida.

Pixar se inspira en la festividad mexicana del Día de los Muertos para dar la forma a la historia un niño con una gran pasión por la música que vive en una familia que la odia a muerte. No le queda otro remedio que actuar por su cuenta, acabando en la Tierra de los Muertos en busca de la aprobación de su tatarabuelo, el mítico Ernesto de la Cruz. Un viaje para conocerse mejor a sí mismo y que le permite valorar mejor lo que supone formar parte de una familia y las consecuencias de la muerte.

El guion firmado por Adrián Molina y Matthew Aldrich opta por abordar eso desde una ligereza inicial para ir evolucionando a medida que el protagonista va descubriendo cosas. De esta forma, el espectador percibe mejor su viaje y lo hace a través de una dinámica aventura en la que muchos quizá echen en falta una mayor profundidad durante ciertos minutos. No voy a negar que así sea, pero es que ‘Coco’ no quiere tiempos muertos e intenta ir hacia delante en todo momento sin caer en el error de convertirse en un correcalles.

Comentarios

Te puede interesar

LRC 12 - Casa de Padua 32

LRC volvió a perder y se hunde

El quince lujanero cayó por 32 a 12 ante CASA de Padua y suma la …