Pronóstico de Tutiempo.net

La FEC espera que las naftas sigan bajando

El presidente de la Federación de Entidades de Combustibles (FEC), Juan Carlos Basílico, espera que las naftas sigan bajando y lo ve como una posibilidad para contrarrestar el 31% de incremento que se registró durante el primer semestre de 2016. “Cuando al expendedor le aumenta el combustible, tiene que llenar su tanque con plata de su bolsillo”.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, anunció este lunes una baja en el precio de los combustibles que regirá durante los próximos tres meses. Precisó que el importe del gasoil descenderá un 2,6 por ciento, mientras que la nafta caerá el 0,1 por ciento. En ese marco, desde la Federación de Entidades de Combustibles de la Provincia de Buenos Aires (FEC) apuntaron que “es necesario que los precios sigan bajando” para estabilizar la actividad y frenar el cierre de estaciones de servicio a la vez que pidieron unificar los precios en todo el país

“Acá, cada vez que aumentaba el petróleo a nivel internacional, en vez de bajar el combustible lo subíamos”, apunta el presidente de la entidad, Juan Carlos Basílico. Y señala que “puede ser que vuelvan a bajar” los costos al advertir que durante el primer semestre del año pasado “la nafta aumentó un 31 por ciento”.

“Ahora la querían aumentar de nuevo en agosto”, apunta y desliza la posibilidad de que la marcha atrás se haya decidido a último momento. “Es que, si sigue aumentando el combustible, aumenta toda la canasta familiar. Aumenta el transporte y se cae el consumo porque todo sube. Esperamos que siga bajando de a poquito”, señala.

Y resalta que el gran problema del sector es que “el combustible tiene entre un 67 y un 68 por ciento de impuestos”. “Entonces, cuando al expendedor le aumenta el combustible y tiene que llenar su tanque, de 80 o 100 mil litros de capacidad, debe sacar plata de su bolsillo para seguir trabajando. Y a eso se suman las subas salariales y la caída de las ventas por la suba del precio”, detalla.

A esa situación se le suma la problemática de los precios distorsionados, o más bien diferenciados, en todo el país. “En la medida que podamos tener precios libres, las distorsiones de los precios van a tender a desaparecer”, había asegurado este lunes, en conferencia de prensa, Aranguren.

En ese marco, desde FEC advierten que “hay 300 bocas que se están cayendo a pedazos” por este tema en el límite entre La Pampa y Buenos Aires. “Este problema comenzó con la Ley 27.209 votada por los diputados en 2015, cuando se establecieron precios diferenciales en La Pampa, Neuquén y el sur y norte del país”, precisa.

“En el límite de La Pampa con la provincia de Buenos Aires, a tres o cuatro kilómetros, el combustible está tres pesos más barato. Todos cargan del lado de La Pampa y el expendedor de la provincia de Buenos Aires se está cayendo”, señala y advierte que por este tema se juntaron con legisladores en varias oportunidades.

“Nuestra Federación hizo un estudio comparativo entre junio de 2015 y junio de 2016. Una estación del lado de La Pampa vendía 200 mil litros en 2015 y en 2016 vendió 1.170.000 litros. ¿A quien se los sacó? A la provincia de Buenos Aires”, criticó y fustigó: “No podemos tener en un país cinco precios distintos. Es necesario unificar esto para que no haya más privilegios”.

Fuente: Inforegion

Comentarios

Te puede interesar

Firman acuerdo con los textiles y el calzado para sostener el empleo

Firman acuerdo con los textiles y el calzado para sostener el empleo

Los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y de Trabajo, Jorge Triaca, firmarán este martes junto …