Industria textil: uno de los principales generadores de trabajo del partido de luján en peligro

Como venimos diciendo insistentemente, la industria textil es una de las mayores generadoras de empleo en el Partido de Luján, desde allí se explica el importante impacto social y económico que se genera a partir de la caída de la actividad.

Por Leonardo Boto.
Entre las principales razones (son muchas) de esta crisis destacamos la caída del poder adquisitivo en la gran mayoría de la población, que trae como consecuencia un marcado achicamiento en el mercado interno y, por otro lado, el creciente ingreso de productos importados a menor precio que los nacionales.
Sumado a esto, la ausencia de políticas públicas a nivel nacional, provincial y local para proteger la producción argentina, pone en riesgo a la actividad industrial como ha ocurrido en un pasado no tan lejano. Escuchamos de boca de las autoridades de Cambiemos como única respuesta el “libre mercado”, el “ser competitivos” que pasa de ser una declaración de principios para convertirse en una enorme torpeza en el direccionamiento de la política económica de un país en los tiempos que corren.
Para analizar en detalle el problema en Luján, durante el año 2016 se observa un crecimiento sostenido de las importaciones de tejido plano. Recordemos que Luján ostenta el primer lugar como productor a nivel nacional de Tejido Plano. En este rubro, el aumento de las importaciones en el comparativo 2015-2016 fue del 16,1%, en un marco donde hubo un leve descenso de los precios relativos en dólares a nivel internacional, situación que termina potenciando las importaciones.
También se destaca en el “Informe de Importaciones 2016” de la Fundación PROTEJER un incremento fuerte de las Importaciones en “Prendas de Vestir” (27,7%) y “Confecciones para el Hogar” (41%). Las importaciones de tejidos planos en 2016 superaron los 280 millones de U$S para un lote general de 46 millones de kilogramos. A estas cifras, podemos sumar los U$S 355 millones en ropa importada y U$S 85 Millones de compras al exterior en confecciones para el hogar respectivamente.
industria textil local en peligro
¿Estos datos qué significan? Que estas cifras millonarias en dólares las pierde el mercado local y que esto impacta en toda la comunidad, más allá del sector textil. La baja que notamos a diario en las ventas y la actividad de los pequeños y medianos comercios, principalmente en Jáuregui, Pueblo Nuevo, Cortines y, también en Luján; está muy relacionada con la situación que atraviesa el sector textil, donde se vienen desarrollando suspensiones y despidos desde el comienzo del año pasado.
industria textil local en peligro
Por esto, dado el peligro que corre un dinamizador tan importante de la economía lujanense, solicitaremos a la administración nacional la necesidad de suspender (al menos por los siguientes treinta (30) meses) la Importación de tejidos planos y prendas específicas que amenacen a la actividad de la industria local. Paralelamente, proponemos que entre todos los sectores (empresarios, trabajadores, Concejo Deliberante y Ejecutivo Municipal) intentemos poner en marcha un plan de trabajo para hacer realidad algunas de las acciones anteriormente propuestas. Ese periodo no debe ser un tiempo muerto, sino que debe ser un lapso de incubación y trabajo donde intentemos generar alternativas que doten de sustentabilidad económica y productiva al sector textil del Partido de Luján.
Más allá del debate “Medidas Proteccionistas vs Apertura del Mercado”, existen un conjunto de experiencias exitosas de fortalecimiento y reconversión de conglomerados textiles, tanto en Argentina como Brasil o Perú; México, el Norte de España e Italia que van desde la generación de valor a la materia prima, la competencia “a dos bandas” o los clústers de pequeñas empresas. Esto nos demuestra que las herramientas del Estado deben ser usadas con un sentido pragmático, en favor de la industria pero también teniendo en cuenta al consumidor.
Repasando las experiencias mencionadas, destacamos:
1. Fortalecimiento de la competitividad del sector a través de medidas activas que fomenten la inversión, la mayor producción y un aumento en la calidad de la misma.
2. Un gran Acuerdo Sectorial que sea el punto de partida para generar reglas claras perdurables en el tiempo. Solamente se asegura la sustentabilidad de las políticas públicas con todos los actores involucrados en la mesa de trabajo, esto incluye a los empresarios, a los trabajadores, a los sindicatos y al sector político con representación y compromiso multipartidario.
3. La elaboración de un plan que señale objetivos a corto, mediano y largo plazo; los recursos involucrados y los tiempos en que se esperan alcanzar los objetivos.
4. La existencia de un marco de comercio internacional administrado, que brinde flexibilidad al Estado Nacional en un marco internacional complejo, donde se fortalezcan medidas “blandas” y no fuertes restricciones que no pueden mantenerse por mucho tiempo debido a diversas presiones. En este sentido los OTC (Obstáculos Técnicos al Comercio) juegan un rol fundamental desde hace décadas para la protección del sector textil en muchos países del mundo.
5. La construcción de una ventaja competitiva. Esta puede ser de diversas maneras, a partir de la integración vertical, de la incorporación de valor agregado, o de la asociatividad para mejorar costos y escala.
6. El estudio sistemático de la Cadena de Valor de la actividad, detectando de manera permanente debilidades a subsanar y potenciando los factores diferenciales.
7. El diseño de un mercado que absorba y satisfaga la producción industrial local.

Son muchas las acciones que se pueden implementar para buscar la sustentabilidad de la Industria Textil en el Partido de Luján. Un plan programático demanda tiempo, esfuerzo y el trabajo coordinado de diversos actores. ESTAMOS A TIEMPO, APOYEMOS A LA INDUSTRIA TEXTIL LUJANENSE.

Comentarios

Te puede interesar

nota de opinion

Una mayoría de ilusos

Aun frente a la inconfundible evidencia que suministran los datos de la realidad, esa que …