El Gobierno no descarta cambios en el gabinete

El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, advirtió ayer que los cambios en el elenco ministerial pueden suceder “en cualquier momento”, pero aseguró que, aún con modificaciones, “el modelo no va a cambiar”.También señaló que no se descartan aumentos tarifarios, aunque  sin “cambios bruscos”
Abal MedinaAntes los rumores de eventuales modificaciones ministeriales tras el revés electoral del pasado domingo, que incluso lo ubicaban dejando la Jefatura de Gabinete a manos del gobernador entrerriano Sergio Urribarri, Abal Medina admitió que “somos funcionales a la Presidenta, secretarios que cumplimos tareas”.

“Obviamente que eso puede suceder en cualquier momento, eso no tiene una particularidad especial; pero el modelo no va a cambiar”, aseguró el ministro, en declaraciones radiales.

Tras los resultados del domingo, se difundió la versión de que Urribarri podría reemplazarlo en el Gobierno, para darle proyección nacional y posicionarlo como presidenciable para el 2015, dentro del espacio kirchnerista.

También se mencionó al gobernador chaqueño Jorge Capitanich, otro de los triunfadores en los comicios, en lugar de Abal Medina, o incluso al frente de Economía, en lugar de Hernán Lorenzino.

La Presidenta siempre se ha mostrado poco proclive a decidir cambios de ministros, pero antes del 10 diciembre realizaría al menos una modificación en su Gabinete, ya que el titular de Salud, Juan Manzur, deberá asumir como diputado

¿aumento de tarifas?

Abal Medina señaló por otra parte que el Gobierno no descarta la posibilidad de aumentos tarifarios, aunque aclaró que habrá “definiciones particulares en cada caso” y advirtió que no estudian “cambios bruscos”.

Consultado sobre la posibilidad de incremento en las boletas de servicios públicos pasadas las elecciones legislativas, indicó que “no tenemos idea de ningún cambio brusco” pero seguidamente comentó que “las correcciones son permanentes”.

“Obviamente hay definiciones que se irán tomando en cada momento, de acuerdo con las definiciones particulares de cada caso”, abundó el funcionario.

Las especulaciones sobre aumentos en las tarifas de servicios públicos son habituales en el mercado en tiempos preelectorales, al punto que muchas de las empresas del sector fueron las que registraron mayores aumentos en la Bolsa de Comercio, a raíz de que los operadores descontaban ajustes de esa naturaleza después de los comicios del 27 de octubre.

Las tarifas de las empresas de servicios públicos son uno de los aspectos más conflictos de la economía local, debido a que en la mayoría de los casos están congeladas desde hace más de una década. Ese congelamiento se dispuso en enero de 2002, con la sanción de la ley de Emergencia Económica, al tener en cuenta que en la mayoría de los casos las tarifas estaban ajustadas a la cotización del dólar, ya que derivaban de contratos firmados durante la vigencia de la ley de Convertibilidad.

Con el transcurso de los años, la ecuación económico-financiera de las compañías se tornó cada vez más dificultosa, lo que dio lugar a que el Estado compensara la brecha entre precios y costos con subsidios a diferentes sectores. El incremento de esos subsidios dio lugar, precisamente después de una elección, a que el Gobierno impulsara en noviembre de 2011 una supresión selectiva en zonas de mayor poder adquisitivo, en el marco de lo que se denominó “sintonía fina”.

Comentarios

Te puede interesar

venta de bebidas alcohólicas

Proponen ampliar el horario de venta de bebidas alcohólicas

Dos legisladores del bloque oficialista Cambiemos proponen a la Legislatura bonaerense modificar el horario de …