Salud

Recomiendan cuidar la piel con la llegada del frío

La acción del viento y otros factores en esta época del año provocan una mayor deshidratación cutánea, y aunque las consecuencias pueden no ser inmediatas, son acumulativas.

Consejos-piel-otoñoEl frío y el viento requieren de más cuidados de la piel

El descenso de la temperatura y la acción del viento provocan una mayor deshidratación cutánea, y aunque las consecuencias pueden no ser inmediatas, son acumulativas, por lo que los especialistas resaltan la importancia de la ingesta de agua y el uso de cremas hidratantes para cuidar la piel.

«En general, las consecuencias no son inmediatas sino acumulativas, y cuando se hacen visibles, revertir el daño es muy difícil. La aparición de granos y puntos negros pueden resultar de una inadecuada o insuficiente limpieza e hidratación», afirmó la especialista Raisa Diesel (M.N.16494).

La experta enfatizó que «respetar todos los pasos del cuidado de la piel resulta fundamental porque la falta de atención puede derivar en resultados negativos notorios y/o enfermedades».

Advirtió además que «el daño causado por la falta de cuidado y protección a la exposición solar desencadena la aparición de manchas y envejecimiento, pudiendo evolucionar en cáncer».

Que hacer:

Dieta sana y equilibrada: los hábitos alimenticios influyen en el organismo, tanto por fuera como por dentro; por eso es tan importante mantener una rutina que incluya alimentos como el pescado, la carne, la fruta, la verdura, etc, para lucir siempre una piel bonita.

Hay que beber mucha agua: aunque este punto parezca un tópico, beber agua es la mejor manera de hidratarse. Este gesto ayuda a expulsar las toxinas acumuladas en el organismo, a la vez que mantiene las células hidratadas, evitando que la piel se seque.

Es imprescindible hacer una limpieza como base fundamental para preparar la piel:
un buen peeling ayudará a eliminar todas las toxinas sobrantes y pieles muertas acumuladas durante el verano debido a los efectos del sol, el salitre, la polución, etc, dejándola preparada para esta nueva estación.

Es importante cuidar el contorno de los ojos:
para proteger esta delicada zona del viento y del frío otoñal, es recomendable llevar gafas de sol para salir a la calle, además de utilizar una crema hidratante diaria y específicamente diseñada para esta zona facial.

Limpieza diaria: asear la piel con agua es algo esencial, no solo por la hidratación, sino también para retirar toda la suciedad que se adhiere a ella durante el día.

Un buena aliada es la Vitamina C: las frutas ricas en Vitamina C, como la naranja o el kiwi, aportan un plus de equilibrio a la piel. Se deben incluir siempre en la dieta diaria.

Al lavarse la cara hay que tener en cuenta que el agua fría es perfecta para la piel, aunque la templada resulta la idónea durante esta época del año.

No se debe abusar de la calefacción: el otoño es la época en la que uno se empieza a resguardar del frío bajo el confort de la calefacción, pero esto no es del todo bueno…El calor reseca el ambiente y, con ello, la piel, por lo que no es recomendable abusar de ella.

Igual de importante es proteger la piel del viento:
los efectos del viento son parecidos a los del calor: resecan la piel; por lo que es muy importante protegerse del. Un foulard puede ser un gran aliado en esta misión.

Un truco que ayuda consiste en masajear y estimular la piel: esta es una muy buena costumbre para facilitar su circulación.

Por último, es crucial abandonar los vicios, son malos para todo, pero para la piel lo son aún más. Le provocan sequedad, acentúan las arrugas,…Por ello, lo mejor es aprovechar la vuelta a la rutina para dejar atrás todos los malos hábitos.

Te puede interesar

Instituto Mignone en Expo Universidades

El Instituto Mignone se presentó en Expo Universidades

El Instituto Municipal Mignone participó el jueves de la XVI edición de la Expo Universidades …