Columna de opinión

Como llevar a cabo políticas ambientales

Es cada vez más frecuente que temas referentes al ambiente, tales como la contaminación atmosférica, ocupación del espacio, afectación a la capa de ozono, pérdida de áreas verdes, hacinamientos de alto riesgo e insalubres, entre otros, sean considerados como problemas de interés público; la expresión de deterioro ambiental en las ciudades es grave.

políticas ambientales

La concentración poblacional, el consumismo, el incremento del parque vehicular, los procesos industriales, las actividades del sector servicios, los sistemas de transporte y otras manifestaciones de la vida urbana, han contribuido a una situación de degradación de la naturaleza y la calidad de vida. La idea de un ambiente en peligro, lamentablemente no ha pasado a formar parte de la conciencia colectiva y no logra reflejarse en la ciudadanía como tampoco en los encargados de la toma de decisiones, es hora de sacarnos la venda de los ojos y dejar de mentir.
Así en la búsqueda de alternativas ante la problemática ambiental y en su pretensión de ordenar la problemática para elevar la calidad de vida de sus habitantes, se debe contemplar a la sostenibilidad como un paradigma viable, toda vez que la sostenibilidad provee de una visión nueva, pues es un concepto que pretende conjuntar la protección a los ecosistemas, la participación social y el desarrollo económico equitativo. El desarrollo sostenible no pone a debate la cuestión de capitalismo o socialismo; del libre mercado o estatismo, sino que a partir del ambiente, se propone una revolución planificada, pacífica y gradual, que modifique el actual enfoque económico, cultural y social de nuestra relación con la naturaleza y en las relaciones entre la misma sociedad, siendo que todos los habitantes requiere un ambiente de calidad.

Sin embargo, en Argentina la reducción de residuos, la atenuación de la contaminación acústica y la protección de humedales son algunos de los proyectos que esperan tratamiento.
La gestión de residuos, la contaminación acústica, la regulación de las llamadas empresas de triple impacto son algunos de los ejemplos de proyectos de la agenda ambiental que están en el Congreso para ser tratados. Frente a esto, el Círculo de Políticas Ambientales elaboró un informe en el que se enumeran iniciativas en las dos cámaras sobre algunas temáticas del sector que aguardan su definición. Según los especialistas consultados, los temas vinculados al ambiente no avanzan por falta de consensos políticos, sumados a la falta de interés y desconocimiento en la materia.
En el año 2019 existen en el ámbito legislativo una cantidad significativa de proyectos relacionados a la cuestión ambiental que no avanzan en el trámite parlamentario por diversas cuestiones. Algunos llevan más de varios años sin poder convertirse en norma, aunque son presentados una y otra vez por diferentes legisladores. La mayoría de estos proyectos abarcan problemas ambientales serios y crecientes, como las emisiones de gases de efecto invernadero, la contaminación de los océanos y la degradación de los ecosistemas. No obstante, siguen sin ser debatidos.

A la clase política argentina la cuestión ambiental no le interesa. Lo ven como un obstáculo al desarrollo. Hay una mezcla de falta de interés, desconocimiento y complicidades… Pero esto no es algo de hoy sino que hace años que sucede y la ciudadanía debería cumplir con la legislación ambiental de la República Argentina, así como de toda otra norma de aplicación nacional, regional e internacional derivada del cumplimiento de las obligaciones asumidas por el Estado, cosa que tampoco sucede.
Teniendo en cuenta Vaca Muerta en la Provincia de Neuquén es inviable ambientalmente porque hubo descuidos en el tema de seguridad, además todos los esfuerzos deberían estar destinados a reducir las emisiones de gases para cumplir con los Acuerdos de Paris teniendo en cuenta la crisis climática y el calentamiento global. Estamos en una situación cercana al límite, y para llegar a las metas propuestas es necesario reducir el uso del carbón y del gas.

El desarrollo de la producción y el empleo debe apoyarse en un marco de patrones sustentables que tengan como ejes principales el cuidado del ambiente y la calidad de vida de la población pero claro, esto debe llevarse a cabo con el acompañamiento político a nivel local, provincial y nacional.
El mundo natural que nos rodea es frágil y todas las personas, en todas las naciones, deben cuidarlo, respetarlo y conocerlo. La contaminación del aire, las enfermedades transmitidas por el agua, las sustancias químicas nocivas y las catástrofes naturales son sólo algunos de los retos que plantea el ambiente para la humanidad.

Cristián Frers – Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social (Periodista).

Te puede interesar

niños y niñas

Regalemos tiempo para jugar

El festejo del día del niño surgió en Europa luego de la Primera Guerra Mundial …