Carta abierta a los candidatos presidenciales

En mi carácter de presidente de la Asociación Argentina de Jubilados Aportantes, desearía comunicar a los precandidatos presidenciales que, con igual metodología y propósito como el que se ha empleado para armar listas colectoras con fines electorales, la Asociación que presido ha resuelto orientar, aconsejar y requerir a los seis millones de jubilados y pensionados que no voten a aquellos candidatos que, de manera clara y explícita, no se comprometan a solucionar definitivamente los problemas que afligen a toda la clase pasiva, como consecuencia del veto producido por la Presidenta de la ley que sancionó el Congreso de la Nación estableciendo el 82% móvil.
balotage
Por lo que exigimos a los candidatos, que hagan propuestas bien concretas y que firmen ante escribano público su promesa y que la misma deberá tenerse en cuenta para todos los jubilados sin excepción, ya que si no volveríamos otra vez a la “sovietización K”, que niveló siempre para abajo, dando lugar a la gran cantidad de juicios que hasta el día de hoy deben soportar más de 500.000 adultos mayores.

Así como a aplicar el criterio determinado por la Corte Suprema para fijar los beneficios previsionales conforme a sus fallos y modificar la actual fórmula de movilidad según lo prescribía la citada ley, injusta y arbitrariamente vetada por la señora Presidente y exigir el cumplimiento irrestricto de la promesa de la ANSeS ante la CIDH de la OEA a no apelar las sentencias firmes y a cumplir con el pago, dentro de los noventa días de producido el fallo.

Mi pensamiento y mi propuesta, dirigida a todos los candidatos a la presidencia, no es nada absurda ni desatinada, todo lo contrario, debemos exigir y proponer cambios a las leyes previsionales que formarían parte de una serie de medidas para reformar de una vez por toda la increíble estafa del sistema jubilatorio argentino.

Omar Martínez
Presidente de A.A.J.A.

Comentarios

Te puede interesar

moyano radrizani barrabas

Elegir a Barrabás

Radrizanni cubrió con un manto de impunidad moral a la gran familia Moyano, imputada de la comisión de casi todos los delitos.