naturgy

Carpooling: Una tendencia que crece

Compartir el auto para ahorrar costos no es una novedad, pero sí una tendencia que crece, y de paso conocer gente, reducir el impacto ambiental y aliviar la congestión vehicular.
carpoling
El uso de automóvil compartido o uso compartido de automóvil1 —también conocido por los términos en inglés Carpool o Carpooling – es la práctica que consiste en compartir un automóvil con otras personas tanto para viajes periódicos como para trayectos puntuales. Con esta práctica se pretende reducir la congestión de tránsito en las grandes ciudades así como facilitar los desplazamientos a personas que no dispongan de coche propio. Además, supone una notable disminución de emisiones de CO2, al reducir el número de coches en las carreteras. A su vez, favorece las relaciones sociales entre personas que realizan los mismos recorridos.

La práctica del viaje compartido o compartir coche es un sistema cooperativo que involucra distintos grados de regularidad y formalidad, y es una de las medidas de administración de la demanda del transporte más incentivadas en Estados Unidos, Canadá y varios países de la Unión Europea para mitigar los problemas crónicos de congestión de tránsito así como para conseguir una reducción de los niveles de contaminación.

Lo más común para el carpooling es que las compañías proveedoras de trabajo incentiven a sus trabajadores a tomar un solo coche. La idea es no gastar en gasolina y que puedan compartir gastos pero también que no se vaya a trabajar solo, yendo un poco más ligado a la compañía. De este modo se evita el caos vial y la frustración porque el ya ir con una persona para conocer en el coche, impida que la frustración no llegue.

¿Qué es?
El fenómeno de compartir el auto para desplazarse hacia y desde el trabajo o la facultad surgió en los Estados Unidos como una necesidad de reducir costos ante la crisis del petróleo de la década del 70. Pero con los años se popularizó como un hábito que, más allá del ahorro (que siempre viene bien), promueve la reducción del tráfico y disminuye el impacto ambiental de los gases emitidos por los autos.

La propuesta es simple: si vivimos en el mismo barrio, si manejamos los mismos horarios y destinos, ¿por qué no compartir medio de transporte y gastos?
Pero si, hasta hace poco, la mayoría de las ofertas se limitaba a los viajes de ida y vuelta a la oficina, comienzan a surgir nuevas plataformas cuyo foco son los trayectos de larga distancia.

Carpooling de larga distancia
El sitio de capitales alemanes Tripda (www.tripda.com.ar), por ejemplo, acaba de desembarcar en la Argentina y Uruguay, pocos meses después de lanzarse en México, Chile, Brasil (donde tiene su casa matriz) y Colombia, con este objetivo.

«Nuestra idea es que los usuarios conozcan el producto, tal vez con viajes cortos al principio, para usarlo después en vacaciones y en recorridos más largos», comenta Magdalena Szuszkiewicz, polaca y Founder & Managing Director para la Argentina y Uruguay.

Algunos de los viajes sugeridos son Buenos Aires-Córdoba, Buenos Aires-Mar del Plata, Córdoba-Rosario, e incluso los más internacionales Mendoza-Santiago de Chile, o Buenos Aires-Uruguay.

El contacto se produce a través de Facebook (de esta manera los usuarios ya saben con quién están viajando), donde conductores y pasajeros publican los trayectos que necesitan recorrer, con fechas, horarios, asientos disponibles y precios sugeridos de gastos (el sistema calcula el precio basado en el kilometraje y el costo de la nafta. «Para nosotros es importante que la gente no gane plata con esto», aclara Szuszkiewicz). El usuario también puede agregar sus preferencias, de modo que los demás sepan lo que pueden esperar de viajar en su compañía (qué tipo de música escucha, si se pueden llevar mascotas o comer en el auto, entre otras cosas).

Comentarios

Te puede interesar

recortes presupuestarios educación digital

“Los recortes presupuestarios dificultan la educación digital”

Así lo afirmó el Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello. Mientras la última medición …

Deja un comentario