Será el más fuerte en 15 años

Alertan sobre los efectos climáticos de «El Niño»

El fenómeno climático denominado “El Niño” volverá probablemente con más fuerza a finales de año y generará condiciones meteorológicas extremas en la región del Pacífico Sur, según advirtió hoy en Ginebra la Organización Meteorológica Mundial (OMM).
onu
El director general de esa organización, Michel Jarraud, consideró al respecto que «este El Niño es el más fuerte desde hace más de 15 años», y agregó: «Las zonas tropicales y subtropicales están viviendo ya graves periodos de sequías e inundaciones destructivas que llevan el sello de El Niño».

Según el especialista, uno de los motivos principales que intensifica el fenómeno climático es sin dudas el calentamiento global, causado principalmente por los gases de efecto invernadero. «Las temperaturas medias globales han marcado nuevos valores récord y El Niño las aviva aún más», explicó Jarraud.

Entre las consecuencias del marcado cambio climático mundial figuran según el director general de la OMM la «tendencia a océanos más cálidos y la pérdida de hielo ártico, así como de más de un millón de kilómetros cuadrados de nieve en verano en el hemisferio norte».

Algunas organizaciones ya han advertido de los peligros de cosechas fallidas, hambrunas y epidemias como consecuencia de este fenómeno climático que recibe su nombre del niño Jesús, ya que a menudo tiene lugar durante Navidad ante las costas sudamericanas del Pacífico.

A pesar de este oscuro panorama, Jarraud señaló que el mundo está hoy «mejor preparado que nunca» para hacer frente a este fenómeno.

¿En qué se basa el fenómeno?

El Niño se origina de manera cíclica debido a la variación de las corrientes de agua y aire cerca del Ecuador y sobre el Pacífico. Los vientos no llevan el aire húmedo hacia Australia y el sudeste asiático, como es habitual, sino hacia el este, en dirección a la costa occidental americana. Al mismo tiempo, se desplaza agua fría desde la región polar sur.

Esto provoca un aumento de las temperaturas en la superficie marina. Según el informe de la OMM, el aumento del nivel normal ya ha superado los dos grados, lo que se considera peligroso. Entre otras consecuencias, ha afectado al fortalecimiento de las habituales tormentas en el oeste y este del Pacífico.

Sin embargo, en el sudeste asiático el fenómeno ha tenido como consecuencia un periodo de sequía que, en Indonesia, causó graves incendios forestales. En el sur de Asia y amplias partes de África la escasez de lluvias hace temer importantes pérdidas de cosechas.

Te puede interesar

Nota de opinión politca ambiental

Desarrollando políticas ambientales

Las políticas ambientales proponen desarrollar diferentes tendencias en vez de generar herramientas que permitan lograr …